Publicado 26/02/2021 20:30CET

Outeiro de Rei busca revertir inmatriculaciones "incorrectas" de la Iglesia como campos de la fiesta o caminos

   El alcalde, del PP, llega a un acuerdo con el BNG para aprobar esta reclamación, que excluye los lugares de culto y propiedades privadas

   LUGO, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El pleno del Ayuntamiento de Outeiro de Rei (Lugo), gobernado por el popular José Pardo, ha aprobado por unanimidad una moción que va encaminada a revertir posibles inmatriculaciones "incorrectas" de la Iglesia como campos de la fiesta o caminos.

   La reclamación partió de una moción del BNG que pretendía ir más allá de lo que finalmente ha sido aprobado, pero que sirvió de base para el acuerdo unánime de la corporación municipal.

   El BNG explicó que con esta moción querían "recuperar los bienes públicos propiedad de la Iglesia", en referencia a los que son de uso público pero no dedicados al culto religioso", y que fueron inmatriculados con la ley impulsada por José María Aznar en 1998.

   Los nacionalistas explicaron que se trata de "aparcamientos, campos de la fiesta, incluso caminos que la Iglesia se apropió indebidamente de ellos".

   El BNG también se refirió a que hay casas rectorales que, aunque no son de uso público, "fueron construidas con aportaciones de los vecinos y en la época franquista eran de todo menos voluntarias". "Esos bienes tienen que volver al patrimonio público", ha demandado el Bloque, una petición que no ha sido recogida en la moción aprobada.

   Los nacionalistas incluso han puesto especial énfasis en la casa rectoral del municipio, que se va a destinar a un centro de día y por la que tuvo que pagar el Ayuntamiento de Outeiro de Rei, una cuestión que el propio regidor reconoció en su intervención, ya que dijo que recientemente se había comprado este inmueble.

"INCORRECTA"

   En su intervención, el regidor de Outeiro de Rei mostró su mano tendida a aprobar una moción, pero bajo la premisa de eliminar cuestiones de crítica política que incluía el BNG, como la referencia a la ley Aznar.

   Además, explicó que el propio Ayuntamiento tiene en marcha un acuerdo con el Obispado para la elaboración de un listado de los bienes de culto de la Iglesia y su delimitación, precisamente, encaminado a este mismo objetivo.

   José Pardo ha explicado que las iglesias y cementarios, y "así de claro" lo dijo, "son y deben ser del Obispado", pero añadió que "puede haber alguna inmatriculación incorrecta". "Y yo creo que hay alguna como campos de la fiesta, caminos, aparcamientos, que evidentemente hay que corregirla", ha manifestado, en su intervención en el pleno municipal.

   En este sentido, ha indicado que están a la espera de que el registro catastral les pase un listado definitivo. También señaló que no se entrará en propiedades privadas.

   Sobre los espacios que han tenido un espacio público ha señalado que "sin ninguna duda" se llegará a un acuerdo con la Iglesia para "revertir" la propiedad al Ayuntamiento. El acuerdo se ha dado el plazo de este año para conseguir hacer realidad este acuerdo.