Personal de las ambulancias realiza un escrache ante la casa Almuiña

Escrache de la CIG ante la vivienda del conselleiro de Sanidade
CIG
Publicado 17/01/2019 19:32:57CET

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Trabajadores y delegados de la CIG en el ámbito del transporte sanitario han realizado este jueves un escrache ante la vivienda del conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, para reclamar su intervención en el conflicto laboral abierto tras la ruptura de las negociaciones del convenio de las ambulancias.

   Según ha informado la CIG, el sector baraja además la convocatoria de una huelga en el caso de que la patronal no "abandone su propuesta de aplicar rebajas salariales", que cifran en torno al 6-7 por ciento, y sociales, del 3 por ciento.

   Más de medio centenar de empleados y representantes sindicales del sector del transporte sanitario llegados de distintas localidades gallegas participaron en esta concentración a las puertas del edificio donde reside el conselleiro.

   En ella, han denunciado la situación en la que se encuentra el personal de las ambulancias tras "tres años sin convenio colectivo y con condiciones de absoluta precariedad", con "horas extra sin cobrar o mal pagadas", sin descansos ni vacaciones "reglamentarias" o con material y uniformes "deficientes".

RESPONSABILIZAN A LA XUNTA

   Al grito de 'conselleiro, dimisión', los manifestantes desplegaron ante el edificio una pancarta y, posteriormente, salieron en manifestación hasta el centro de salud de Baiona (Pontevedra). A pesar de que la protesta "se desarrolló sin incidentes", la CIG ha indicado que la Guardia Civil identificó al secretario comarcal en Pontevedra, Xavier Aboi, y al responsable del sector del transporte de la CIG en Vigo, Carlos Martínez.

   Desde la central sindical responsabilizan directamente a la Xunta del bloqueo del convenio, "primero por sacar contratos por debajo del coste" y después por "aceptar las propuestas con baja temeraria" que presentaron las empresas. "Además, la administración también es responsable de que muchas ambulancias circulen en pésimas condiciones", critican desde el sindicato.

   Las reclamaciones de los trabajadores pasan por un incremento salarial mediante el reconocimiento del derecho a percibir la tercera paga extra, la reducción del número de horas, que se han "ampliado" en los últimos años, y mejoras en materia de seguridad y salud laboral