Actualizado 12/04/2007 20:44 CET

El Pleno del Ayuntamiento de Vigo aprueba el PEPRI del Casco Vello con los votos del PP y BNG

El PSdeG denunció que los volúmenes de edificabilidad previstos en este documento no coinciden con el PGOM

VIGO 12 (EUROPA PRESS)

El Pleno de la Corporación Municipal viguesa aprobó hoy definitivamente el Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) del Casco Vello, que recibió los votos favorables de PP y BNG, mientras que PSdeG y PG lo rechazaron.

Además de este acuerdo, también salió adelante una enmienda presentada por los nacionalistas, que se añadirá al expediente del PEPRI, sobre la reducción del volumen de edificabilidad en el entorno de la Panificadora. Esta iniciativa fue apoyada por los populares y el BNG, frente a la abstención de galeguistas y socialistas.

Durante el debate, PP y BNG destacaron la necesidad del PEPRI para la recuperación del Casco Vello. El portavoz del PP, José Manuel Figueroa, afirmó que se está "de enhorabuena porque el Casco Vello va a contar con una herramienta de trabajo importante" para su rehabilitación. En la misma línea, el portavoz del BNG, Xabier Toba, aseguró que este plan Especial "es absolutamente imprescindible".

Las mayores críticas fueron realizadas por el concejal del PSdeG Mauricio Ruiz Ceniceros, quien calificó de excesivo el aumento del volumen edificable de zonas como la de la Panificadora y el Barrio do Cura, así como el incremento de la altura de los edificios en estas áreas.

APROBACIÓN "EN FALSO"

Al término de la sesión plenaria, Ruiz Ceniceros reiteró su rechazo al documento y denunció que éste "se aprobó en falso" ya que los volúmenes de edificabilidad que recoge no concuerdan con los previstos en el Plan General de Ordenación Municipal (PGOM).

Además, acusó al Gobierno municipal de "retrasar la aprobación del PEPRI durante tres años" para no perjudicar a la promotora del Barrio do Cura, uno de los entornos afectados por este Plan Especial, al tiempo que denunció que este documento "nunca fue expuesto al público", lo que, según él, supone "una irregularidad manifiesta".

RECUPERACIÓN

El PEPRI del Casco Vello aprobado hoy, que obtuvo el respaldo del Consejo de la Gerencia Municipal de Urbanismo hace dos semanas, regulará un ámbito de 218.000 metros cuadrados en una zona céntrica de Vigo que padece un notorio abandono.

Las parcelas de uso residencial incluidas en la propuesta aprobada suman cerca de 85.000 metros cuadrados y las de uso dotacional suponen 25.000, mientras que 41.000 metros cuadrados se destinan a espacios libres y zonas verdes y aproximadamente 67.000, a superficie de viario.

Con este plan, que se podrá ejecutar una vez esté aprobado el PGOM actualmente en tramitación, el ayuntamiento busca la recuperación del Casco Vello, mediante iniciativas como el Consorcio para la Rehabilitación de esta área de la ciudad, en el que la Conselleria de Vivenda tiene una participación mayoritaria, y que cuenta con un presupuesto de 30 millones de euros.