Actualizado 12/04/2020 15:10 CET

Siete fallecidos en hospitales y seis en residencias elevan a 360 las víctimas con COVID-19 en Galicia

Sigue en directo la última hora sobre el coronavirus en España y en el mundo

Los muertes en hospitales y en residencias se sitúan en 281 y en 79, respectivamente

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

El fallecimiento en las últimas horas de siete personas con coronavirus en hospitales gallegos, todas ellas con patologías previas, y otras seis en residencias de la tercera edad eleva a un total de 360 las víctimas totales de la pandemia del COVID-19 en Galicia.

Según informa la Consellería de Sanidade, el Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac) ha acumulado tres de estas nuevas muertes. En concreto, se trata de una mujer de 73 años y dos varones de 87 y 88, respectivamente.

Además, ha fallecido un varón de 79 años ingresado en el Complejo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO), otro de 84 en el Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol (CHUF), un hombre de 80 años ingresado en el Complejo Hospitalario de Pontevedra (CHOP) y otro de 87 en el Hospital da Mariña, en Burela (Lugo).

El cómputo de víctimas en hospitales se sitúa, así, en 281 desde el inicio de la pandemia. De ellos, 82 se han producido en el área sanitaria de A Coruña, 58 en la de Vigo, 54 en Ourense, 38 en Santiago, 18 en Ferrol, 19 en Lugo y 12 fallecidos en la de Pontevedra.

MUERTOS EN RESIDENCIAS

En cuanto a las residencias, el último parte de Sanidade recoge que a lo largo del sábado se produjeron en el interior de estos centros un total de seis muertes de usuarios con COVID-19, que elevan a 79 el cómputo total de los geriátricos.

Se trata de dos residentes de Nuestra Señora da Esperanza, en Ourense; uno del centro DomusVi Matogrande de A Coruña; otro en la DomusVi San Lázaro de Santiago; uno en la residencia As Fragas, en Pontedeume (A Coruña); y otro en la Divino Maestro de Ourense.

Desde que se inició la alerta por la pandemia, han muerto 18 mayores en el centro DomusVi de San Lázaro, 15 en el DomusVi de Cangas, uno en Nuestra Señora de Fátima (Barco de Valdeorras), otros 16 en la residencia Nuestra Señora de la Esperanza, 9 en la DomusVi del barrio vigués de Barreiro, y dos en la residencia Moledo (Vigo).

También se han producido 6 en El Portazgo (A Coruña), uno en el Fogar Bellolar, otro en la residencia de Castro Caldelas, uno más en Remanso Claudina-Somoza (A Coruña), dos en la DomusVi Matogrande (A Coruña), uno en la Caser A Zapateira (Culleredo), uno en San Carlos de Celanova, dos en la residencia Divino Maestro (Ourense), uno en la residencia San Pedro de Crecente, uno en As Fragas de Pontedeume, uno en la residencia de Bande.

Del total de 360 fallecidos por la pandemia, al menos 154 son muertes vinculadas con centros residenciales. Es decir, si 79 fallecieron en las propias residencias, otras 75 personas usuarias de estos centros lo hicieron en hospitales o en las llamadas residencias integradas.

Para leer más