Sindicatos instan a contratar 7 limpiadores, al menos, para poner fin a la "sobrecarga" del Hospital de Conxo (Santiago)

Comité de empresa del servicio de limpieza del Hospital de Conxo y CIG.
EUROPA PRESS
Publicado 10/10/2018 14:21:46CET

   CIG, UGT y el Comité de empresa del complejo hospitalario piden solución durante las peonadas y que se arreglen las situaciones de riesgo laboral

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El Comité de Empresa del Hospital Provincial de Conxo, apoyado por la CIG y UGT, ha demandado para los servicios de limpieza "más personal en el día a día en los turnos de trabajo" --"mínimo tres por turno, mañana y tarde, y uno por la noche"--, así como "solución" a la situación de las peonadas --que obligan a que "cada trabajador realice limpieza en 25 quirófanos más al día"--, y el "arreglo" de las situaciones que provocan riesgo laboral y de salud.

   En este sentido, la presidenta del Comité, Carmen Cambón, ha explicado en una rueda de prensa este miércoles que el Comité --formado por CIG y UGT en las elecciones que se celebraron hace año y medio-- planteó reivindicaciones relacionadas con problemáticas sobre seguridad e higiene en el puesto de trabajo, con el tipo de contrataciones que se realizan y con el dimensionamiento de la plantilla --"muy, muy escasa"-- que "no se cumplieron" y, "a día de hoy, se sigue exactamente igual que en aquel momento".

   Por su parte, el asesor sindical de la CIG Anxo Noceda, ha explicado que, desde la constitución del Comité de empresa se ha abordado con la compañía adjudicataria de la administración y contratación de los servicios de limpieza del Hospital de Conxo la problemática existente en la orden laboral, de seguridad e higiene, "con mayor gravedad si se tiene en cuenta que esta empresa está vinculada a la ONCE".

   "Se viene demandando solución a la empresa desde abril del año pasado", ha aseverado Noceda, y ha añadido que "en ningún momento hubo actuación par parte de la gerencia, que ocultaba, además, información al Comité de empresa sobre cuestiones de las que este sí debería tener información".

   Al respecto, se ha referido a cuestiones como el dimensionamiento de la plantilla de personal, ya que "en todos los plenos de contratación se determinan los mínimos de personal que tiene que haber en el centro de trabajo y, al mismo tiempo, los trabajos que debe abordar ese mínimo de personal".

   "En limpieza en el hospital los mínimos se vienen cumpliendo, pero sucede que se demanda al personal que desarrolle trabajos no ofertados, pretendiendo que se desarrollen trabajos a mayores, lo que ocasiona sobrecarga de trabajo y movilidad forzosa por diferentes puestos de trabajo, entre otras cuestiones", ha apuntado Noceda.

   Asimismo, ha hecho referencia a las peonadas, "tan maravillosamente vendidas por la Administración, tan eficientes, para rebajar las listas de espera", pero estas implican que "se le abonan al propio personal del Sergas las horas realizadas, pero al personal de limpieza no, no es necesario reforzarlo", por lo que "pretenden que hagan, aparte de los trabajos habituales, hasta 20 o 25 quirófanos más diariamente".

SUBCONTRATACIÓN DENTRO DE LA PROPIA EMPRESA

   Por otra parte, el asesor sindical de la CIG ha denunciado que la empresa de limpieza, "con autorización y conocimiento de la gerencia del complejo hospitalario, procede a la subcontratación de los servicios, contrata con terceras empresas de su propio grupo el servicio de limpieza". "Aparte de tener la empresa de carácter ordinario, tiene, con el mismo nombre, un centro especial de empleo", ha explicado.

   A través de él, y con "la disculpa de insertar personal con discapacidad", la realidad del centro de trabajo es que, "en vez de contratar personal directamente, emplean el centro especial de empleo como una empresa multiservicios más --como en el caso de las camareras de piso de los hoteles, que están externalizadas--". "Funcionan de esa manera", ha aseverado.

   De este modo, el asesor sindical de la CIG Anxo Noceda, ha criticado que "emplean esta situación para abaratar costes laborales y obligar al personal a trabajar más horas, sin aplicarles el convenio colectivo, con menos retribuciones, y sin retribuír la turnicidad, los festivos y la nocturnidad".

   "Más grave es la obligada datación de los puestos de trabajo de este personal para desarrollar eficientemente su trabajo, que no existe o deja mucho que desear, hasta el punto de que a los trabajadores no se les adapta el puesto de trabajo y, por las limitaciones físicas que padecen no son capaces de desarrollar el trabajo, debido a la discapacidad", lo que "sobrecarga más el trabajo".

SOBRECARGA DE TRABAJO DEL PERSONAL ORDINARIO

   Esto deriva, además, en la "sobrecarga" de trabajo del personal contratado en régimen ordinario, ha señalado. Al respecto, ha trasladado el resultado de un estudio psicosocial en el seno de la empresa que determina la existencia de una sobrecarga media de trabajo en el Hospital de Conxo, que supera el 80%.

   "Más del 80% del personal tiene que asumir más trabajo del que debería y sería realizable en su jornada laboral, lo que incrementa el número de bajas a su vez, en una pescadilla que se muerde la cola", ha asegurado.

   Así, se ha referido también a diferentes inspecciones realizadas por Inspección de Traballo, en las que se detectaron deficiencias en materia preventiva, de recogida selectiva de residuos --dónde van los contaminantes, dónde no, dónde se eliminan objetos cortantes y punzantes--, así como sobre los pesos que tiene que levantar diariamente los trabajadores" y otras cuestiones. Al respecto, ha sentenciado que "la gerencia del complejo hospitalario no es que no sepa, es que incluso ni ayuda".

NI UNA SOLA MEDIDA ADOPTADA

   Por todo ello, el Comité de empresa ha denunciado que por parte de la compañía adjudicataria "no se puso encima de la mesa ni una sola medida correctora" de la sobrecarga de trabajo y solo se plantearon "impedimientos". "Es una situación que para nosotros no es nueva, se viene padeciendo en multitud de contratas públicas, con la disculpa económica, que permite a las administraciones bajar el precio de la contrata", ha asegurado.

   El resultado es que todos estos problemas y el trabajo excesivo recaen "en la espalda del personal"; en concreto, según ha indicado Noceda, "en la espalda de una plantilla donde el 90% son mujeres", y "con la Administración mirando para otro lado sin hacer nada". "Con aquellos que nos venden inserción laboral, generando precariedad y rebaja de salarios", ha criticado.

   Finalmente, ha recordado que el informe del Consello de Contas del año 2014, sobre contratas públicas de limpieza del Servizo Galego de Saúde (Sergas), identificaba "multitud de irregularidades" y de "situaciones que la Administración no controlaba". Y recomendaba que todas las contratas públicas de limpieza del Sergas, al mismo nivel de costes económicos, se desarrollasen directamente por la propia Administración", ha resaltado.

PEONADAS Y PUESTOS SIN CUBRIR

   Más en concreto, la presidenta del Comité de empresa ha explicado que las "sobrecargas más fuertes" se dan en las peonadas, ya que los trabajadores deben cubrir "25 cirugías diarias a mayores, con el personal que hay mínimamente recogido en la contrata".

   "Cada una de las trabajadoras tiene su plaza, sobrecargada con tareas de otra persona, por plazas que desparecieron, y que nadie nos comunicó oficialmente su desaparición, pero no están ahí", ha explicado.

   De este modo, ha demandado la necesidad de tres trabajadores más en el turno de mañana y tres en el de tarde, porque "las tareas que están sin cubrir deberían recaer en el resto de trabajadores", como es el caso de la zona de la entrada principal al hospital, de las consultas por las tardes y los laboratorios.

   Por otro lado, Cambón ha criticado que, "cuando nos vamos de baja y nos cubren con ese tipo de subcontratación, nosotras tenemos que enseñar a las nuevas, ayudarlas y, en múltiples ocasiones, hacer su trabajo porque en el horario que tenemos no lo dan hecho", lo que deriva en una "sobrecarga física y psicológica", porque "enseñarles no es una labor nuestra y no nos corresponde".