Solo dos conselleiros siguen desde 2009 tras la última remodelación, que Feijóo aprovecha para reorientar competencias

Feijóo y Rueda en el Consello de la Xunta
EUROPA PRESS/XUNTA - Archivo
Publicado 26/09/2018 18:22:17CET

   Populares consideran que su jefe de filas toma impulso para la segunda parte de mandato y auguran que se reflejará en el debate de la autonomía

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La remodelación anunciada este miércoles por el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, le ha servido para reorientar competencias e incluso para crear un nuevo departamento autonómico --el de Cultura e Turismo-- con la vista puesta en el Xacobeo de 2021, pero también para introducir tres nuevas caras.

   De esta forma, tras el nuevo cambio y la salida de Beatriz Mato para batirse en la arena local de los comicios municipales de 2019, solo dos conselleiros --Rosa Quintana y el vicepresidente Alfonso Rueda-- siguen con Feijóo desde que tomó las riendas de la Xunta en 2009. El Gobierno que ahora cambia era, en todo caso, el que más le había acompañado en el tiempo.

   Esta vez, al margen de la salida de Mato y José Manuel Rey Varela, el presidente ha ido un paso más allá del recambio automático de caras, y ha aprovechado para hacer algunos cambios de más calado reorientando competencias e incluso cambiando carteras. Los objetivos se reflejarán, auguran desde las filas del PPdeG, en el próximo Debate sobre el Estado de la Autonomía.

   En resumen, la profesora Carmen Pomar tomará las riendas de Educación para que Román Rodríguez se ponga al frente del nuevo departamento de Cultura e Turismo; mientras que José González asume Medio Rural, un departamento que hasta ahora estaba en manos de Ángeles Vázquez.

   Ésta se hace cargo de nuevos retos y toma la Consellería de Medio Ambiente e Territorio que hasta ahora dirigía Beatriz Mato, pero a la que Feijóo, además, ha decidido sumarle las competencias de Vivenda. Por su parte, Ethel Vázquez, quien hasta ahora llevaba Infraestruturas e Vivenda, pierde la segunda área, aunque asumirá las competencias en materia de aguas. Además, su departamento se rebautiza y pasará a llamarse Consellería de Infraestruturas e Mobilidade.

   Con todo, un repaso de las crisis de gobierno de Feijóo en su trayectoria como presidente evidencia que la mayor parte de los cambios que ha realizado en su trayectoria como presidente llegaron motivados por otros movimientos políticos previos --fichajes para el Ejecutivo central o salida para los ayuntamientos, sobre todo--. La excepción hasta ahora era el reajuste de octubre de 2015, el de mayor calado político.

REPASO DE ANTERIORES CRISIS DE GOBIERNO

   Sin embargo, el primer cambio que impulsó Feijóo llegó en enero de 2012, cuando Elena Muñoz y Rocío Mosquera sustituyeron, respectivamente, a Marta Fernández Currás y a Pilar Farjas al frente de las carteras de Facenda y Sanidade.

   Esta primera remodelación respondió a la "obligación" de cubrir las bajas de Farjas y Fernández Currás, quienes salieron de la Xunta y entraron con cargos de segundo nivel en el primer Ejecutivo de Mariano Rajoy, que había ganado por mayoría absoluta las elecciones generales de 2011.

   Del Ejecutivo gallego también salieron Samuel Juárez, hasta entonces titular de Medio Rural, que pasó a desempeñar el cargo de delegado del Gobierno en Galicia, y Roberto Varela, quien tenía la cartera autonómica de Cultura y pasó a ejercer un cargo diplomático. Feijóo optó por reducir de diez a ocho las consellerías, unificando Medio Rural y Mar --que dejó en manos de Quintana-- y Educación y Cultura --que dirigía Jesús Vázquez--.

SEGUNDO MANDATO: RUEDA VICEPRESIDENTE

   En ese mismo 2012, el presidente gallego logró de nuevo mayoría absoluta en la comunidad y, además de mantener las ocho consellerías, decidió emprender su segundo mandato con los mismos conselleiros con los que cerró el primero, a excepción de Javier Guerra. El vigués dejó la cartera de Economía a quien hasta ese momento trabajaba como uno de los asesores de máxima confianza del de Os Peares: Francisco Conde.

   Con todo, la principal novedad de este segundo cambio fue la decisión de Feijóo de crear una Vicepresidencia para Rueda, a quien mantuvo como titular de Presidencia, Administracións Públicas e Xustiza.

   El tercer cambio en su Ejecutivo se produjo en 2014, cuando dio la orden a Agustín Hernández, quien hasta entonces ocupaba la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, de ponerse al frente de la Alcaldía de Santiago, pese a ir cerrando la lista, tras un mandato convulso con otros dos regidores previos del PP --Gerardo Conde Roa y Ángel Currás--.

   Hernández se presentó a las municipales de 2015 y perdió la Alcaldía de la capital gallega, que pasó a ocupar Martiño Noriega (de Compostela Aberta). Pero no fue el único exconselleiro que concurrió a las locales. De hecho, la cuarta remodelación del Ejecutivo de Feijóo llegó cuando decidió prescindir de Jesús Vázquez y Elena Muñoz, al frente de Educación y Facenda, para batirse en la arena local de Ourense y Vigo.

   El hasta entonces diputado Román Rodríguez y el que era secretario xeral de Presidencia, Valeriano Martínez, tomaron las carteras de Educación y Facenda, respectivamente.

OCTUBRE DE 2015: EL CAMBIO MÁS PROFUNDO

   La crisis de gobierno más profunda en los años en los que Feijóo lleva presidiendo la Xunta llegó por sorpresa en octubre del año 2015, después del 'batacazo' de las municipales y en el último tramo de su segundo mandato. Muchas voces del PPdeG aún defienden que los cambios y "el nuevo impulso" que cogió el Ejecutivo facilitaron conservar la mayoría absoluta en 2016.

   Tras varias polémicas, Feijóo decidió destituir a la conselleira de Sanidade, Rocío Mosquera, cargo que pasó a ocupar Jesús Vázquez Almuiña, hasta entonces regidor de Baiona. También optó por volver a dividir Mar (departamento en el que mantuvo a Quintana) y Medio Rural (al frente del cual situó a Ángeles Vázquez, quien hasta el momento era alcaldesa de Melide).

   Pero además, Feijóo creó, precisamente para Rey Varela, quien había perdido la Alcaldía de Ferrol que ahora tratará de recuperar, la Consellería de Política Social, volviendo a elevar a un total de diez el número de Consellerías.

   Al tiempo, Feijóo reordenó las competencias de otros departamentos. Por ejemplo, Conde vio aumentado su poder al asumir, además de Economía e Industria, las competencias de empleo, que hasta entonces eran responsabilidad de Beatriz Mato.

   Ésta se mantuvo entonces en el Ejecutivo con una cartera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, a la que dio pie la separación de la macroconsellería que Ethel Vázquez había heredado de Agustín Hernández. Vázquez siguió en el Gobierno gallego con competencias sobre Infraestruturas e Vivenda.

   En 2016, Feijóo ganó las elecciones autonómicas y apostó por el continuismo pleno: mantuvo a los diez conselleiros --seis hombres y cuatro mujeres-- por los que había apostado en 2015 y a Rueda como vicepresidente.

IMPULSO Y REFLEJO EN EL DEBATE DE LA AUTONOMÍA

   Ahora, dentro del PPdeG hay coincidencia en que, con los cambios efectuados en la última remodelación, el jefe del Ejecutivo pretende tomar impulso para la segunda mitad del mandato. Un impulso que, dan por seguro, se plasmará en los anuncios y prioridades que marcará en el próximo Debate sobre el Estado de la Autonomía de octubre.

   Por ello, va un paso más allá del recambio automático, aunque evita, a la vez, lecturas sucesorias y no varía el estatus de Rueda, que sigue como vicepresidente único.

   Los nuevos conselleiros tomarán posesión del cargo este jueves en el Pazo de Raxoi y, posteriormente, según fuentes del Gobierno consultadas por Europa Press, el nuevo Ejecutivo mantendrá su primera reunión semanal.