Actualizado 03/05/2007 20:48 CET

Los vecinos de Valga esperan "soluciones inmediatas" sobre los pasos a nivel y piensan seguir parando los trenes

Otros ayuntamientos con pasos a nivel, como Padrón o Portas, no descartan unirse y detener trenes para demandar su supresión

VALGA (PONTEVEDRA), 3 May. (EUROPA PRESS) -

Los vecinos de Valga esperan "soluciones inmediatas" por parte del Ministerio de Fomento para suprimir los pasos a nivel y decidirán hoy si continúan parando los trenes -como medida de protesta por la muerte de tres personas la semana pasada-, aunque tienen la intención de seguir "hasta que lleguen las máquinas a trabajar".

La reunión de hoy, en la que sólo participaron el alcalde de Valga, José María Bello Maneiro; el delegado del Gobierno, Manuel Ameijeiras; y los técnicos responsables de Adif, fue seguida de cerca por un grupo que se personaron en la Casa Consistorial para conocer 'in situ' detalles sobre el desarrollo del encuentro y sus acuerdos para transmitirlos al resto de vecinos del municipio que, hoy, como en días pasados, volverán a concentrarse en los pasos a nivel para impedir el paso de los trenes.

Los vecinos no pudieron tomar parte en la reunión, pero sí entraron en el Salón de Plenos donde, al término de la misma, se realizó la comparecencia ante los medios de comunicación de las dos autoridades. Manuel Castiñeiras, uno de los vecinos, llegó incluso a replicar al delegado del Gobierno sobre las medidas que se iban a adoptar de vigilancia mientras no se ejecuten las obras y preguntó sobre los motivos por los que Adif no adoptó soluciones antes.

Castiñeiras fue uno de los vecinos a los que hace unos tres años los técnicos le inspeccionaron sus propiedades que resultarán afectadas por las obras de supresión de los pasos a nivel. "Todos estábamos de acuerdo en ceder los terrenos -dijo- hicimos una valoración pero aquí no se presentó nadie a dar una respuesta".

Los vecinos afirman que los ánimos "siguen muy caldeados" y que esperan "soluciones inmediatas", por lo que esta tarde se reunirán de nuevo para abordar lo analizado en este encuentro.

EL ALCALDE NO IMPEDIRA LAS PROPUESTAS

Por su parte, el regidor confirmó que no impedirá que los vecinos se movilicen y sigan parando los trenes. "No lo haré hasta el momento en que contemos con el consentimiento, autorización o acuerdo de que en ese punto (el de Campaña, donde murieron las tres personas) se hará el paso superior -condición que pone para firmar el acuerdo con Fomento-", apuntó

"Por supuesto que le vamos a pedir a los vecinos que dejen la movilización y que permitan el paso normal por todos los pasos de nuestro municipio, pero antes tenemos que disponer del compromiso de que se hará ese paso a nivel superior para eliminar el existente", insistió.

Los vecinos decidieron ayer concentrarse todos los días 25 de cada mes para recordar a las tres víctimas del fatídico accidente y hoy consensuarán si continúan parando los trenes cada día, aunque inicialmente todo apunta a que seguirán haciéndolo. "Creo que hasta que lleguen las máquinas para trabajar", apuntaban los vecinos concentrados en el ayuntamiento que hoy discutirán con el resto las posibles movilizaciones.

Algunos ayuntamientos en los que también discurren pasos a nivel como lo de Valga, como es el caso de Padrón o Portas, tampoco descartan unirse y parar los trenes para demandar la supresión de los mismos.

Sobre si se van a atender estas demandas vecinales, el delegado del Gobierno, Manuel Ameijeiras, quiso "actuar con la máxima prudencia" y centrarse "en el hecho concreto de Valga". "Ya se dará respuesta en el foro adecuado a estas otras demandas que son también legítimas", comentó.

APOYO PSICOLÓGICO

Por otra parte, el Juzgado de Instrucción Número 2 de Caldas de Reis (Pontevedra) sigue con la investigación del caso del accidente de la semana pasada y, de hecho, hoy técnicos de Adif y de la Policía Judicial de la Guardia Civil recogieron nuevas muestras en el lugar en el que se produjo el siniestro que costó la vida a tres vecinos de Valga.

Paralelamente, se sigue otra inspección técnica por parte del Ministerio de Fomento y Adif, sobre la que Ameijeiras concretó que complementa a la investigación judicial que sigue su curso, aunque no quiso aportar más datos sobre el contenido de la caja negra, "en base a una investigación sobre la que pesa el secreto sumarial".

Mientras tanto, el Ayuntamiento de Valga sigue haciendo todo lo posible para ayudar a las familias de las víctimas y hoy se celebró una reunión entre los responsables de los Servicios sociales municipales y Vicepresidencia, ya que "se está intentando ayudar a las familias" ante la situación personal, familiar y económica que atraviesan en este momento, según explicó el alcalde.

Añadió que las víctimas "son dos padres de familia, que dejan en cada familia a un menor, en un caso una viuda sin ingresos de ningún tipo, y a otra de baja", por lo que se están realizando gestiones "para darles una solución al tiempo que le estamos dando atención psicológica a las dos familias".

En este sentido, el delegado del Gobierno recordó en esta línea que están "a disposición de las familias en todo aquello que puedan necesitar".