Las víctimas de Angrois acceden a la auditoría encargada por Ana Pastor: "Miente porque dice que todo se hizo bien"

Ana Pastor en la comisión sobre el accidente de Santiago
EUROPA PRESS - Archivo
Actualizado 20/09/2018 17:43:37 CET

   Consiguen el texto tras recurrir al Consejo de Transparencia y critican su falta de independencia, con un informe realizado por un investigado

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Las víctimas del Alvia han tenido acceso a la auditoría de seguridad de la red ferroviaria encargada tras el accidente de Angrois por Ana Pastor cuando ocupaba el cargo de ministra de Fomento. Entre otras cuestiones, el texto defiende que se hicieron las evaluaciones de riesgos, por lo que los afectados critican que "miente porque dice que todo se hizo bien".

   En abril de este año, las víctimas pidieron a Fomento esta auditoría --que fue encargada en 2013--, todavía con el PP en el Gobierno, pero les fue denegada. Por ello, tuvieron que recurrir al Consejo de Transparencia, que, finalmente, les ha dado la razón y ha resuelto que el Ministerio la remita.

   "Choca bastante que una auditoría diga que todo está bien cuando la UE ya ha dicho que no se hicieron los análisis de riesgo preceptivos ni cuando se cambió el proyecto ni cuando se desconectó el sistema de seguridad", resume el portavoz de la Plataforma Víctimas Alvia 04155, Jesús Domínguez, en declaraciones a Europa Press.

   Sobre el contenido, que se divide en tres informes (de Renfe y las direcciones generales de Ferrocarriles y Transporte Terrestre), Domínguez resalta que "resulta curioso que una auditoría diga que todo está bien cuando la UE lo desmonta", "aunque la hace el propio gobierno, por lo que al final es parte", reflexiona.

   En el informe de la Dirección General de Ferrocarriles se recoge que para la puesta en servicio de la línea Ourense-Santiago se emitió un certificado de seguridad en el que Adif tuvo en cuenta evaluaciones de riesgos independientes, con base en el cumplimiento del Reglamento 352/2009.

   Sobre este extremo, Jesús Domínguez remarca que esa afirmación "es curiosa", pues "ahí están diciendo que hacía falta una evaluación independiente con el cumplimiento del Reglamento 352", pero recuerda que el organismo evaluador Ineco "ya ha confirmado que no hizo una evaluación de riesgos en el punto del accidente".

   A esto se une la contradicción de que "en sede judicial Adif está diciendo que no se aplicaba el Reglamento 352 porque estaba el proyecto avanzado" y, en cambio, "en la auditoría la Dirección General de Ferrocarriles diga sí". "Están mintiendo, pero es una confirmación más de que había que hacer una evaluación independiente", sentencia.

FALTA DE INDEPENDENCIA

   Precisamente, el informe de la Agencia Ferroviaria Europea (ERA en sus siglas en inglés), encargado por la Comisión Europea, sobre el accidente de tren de Angrois --en el que fallecieron 80 personas y hubo más de un centenar de heridos en 2013-- concluyó que la investigación realizada en España por la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF) no fue independiente y que en ella no se abordaron "elementos clave" como el análisis de riesgo.

   En esta línea de falta de independencia observan las víctimas esta auditoría encargada en su día por Fomento. De hecho, Domínguez apunta que detrás de uno de los informes está Antonio Lanchares, que se encuentra investigado en el caso y que recientemente dimitió de su cargo como responsable de Seguridad en la Circulación de Renfe.

   Esa dimisión llegó tras el encuentro a comienzos de este mes de septiembre de las víctimas con el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, en donde le trasladaron peticiones como el cese de los cargos imputados, así como la puesta en marcha de una comisión de investigación técnica independiente, entre otras.

   Antonio Lanchares era director de seguridad en la circulación de Renfe en el momento de la inauguración de la línea Ourense-Santiago, y también ocupaba este mismo puesto en la operadora ferroviaria cuando se autorizó la desconexión del sistema de control de la velocidad ERTMS.

   Lanchares fue quien solicitó la desconexión y fue autorizada el mismo día (por quien era entonces su homólogo en Adif, Andrés Cortabitarte), una medida que se preveía temporal pero que a la postre se mantuvo y estaba vigente en el momento del accidente, y para la que no consta que se realizase una evaluación de riesgos.

"INDIGNACIÓN" CON CELSO DELGADO

   Por otra parte, Jesús Domínguez también se ha quejado este jueves de la intervención el pasado miércoles en la comisión del Congreso del caso Alvia del diputado gallego del PPdeG Celso Delgado, ya que están "muy indignados" por su "falta a la verdad" en "un tema con 80 muertos y más aún en sede parlamentaria".

   En esa sesión, Delgado aseguró que el perito César Mariñas es "de parte", sobre lo cual Domínguez recuerda que "es el único independiente".

   Este ingeniero de telecomunicaciones concluyó en su informe para el caso que no hubo análisis integral de riesgos de la línea y que si se hubiese hecho "el peligro concreto de la curva de Angrois y su riesgo asociado hubiese resultado más que evidente".

   Las víctimas reprocha además a Delgado que: "También dijo que quitar el ERTMS no supone ninguna merma". Una cuestión que va en contra de "todos los peritos y la Agencia Europea Ferroviaria". Por todo ello, le exigen al diputado popular que "no falte a la verdad".

Contador