La Xunta actuará para que el fallo de las hipotecas no le cueste y lo afronten los bancos

El conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, presenta los presupuestos
EUROPA PRESS
Publicado 19/10/2018 12:40:54CET

   El conselleiro de Facenda subraya que el objetivo es "facilitarle la vida y no marear" al contribuyente

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, ha pedido "calma" ante la sentencia del Tribunal Supremo que rectificó y dijo que los bancos son los que deben abonar los impuestos de las hipotecas.

   Al respecto, ha asegurado que el Gobierno gallego actuará "en consecuencia" para que el fallo "no sea oneroso" para las arcas públicas, "sino que el nuevo sujeto pasivo son las entidades financieras".

   Preguntado en la rueda de prensa en la que ha presentado los presupuestos gallegos para 2019 en el Parlamento, Martínez ha hecho hincapié en la "prudencia", pero también en la "manera acelerada" con la que es preciso reaccionar tras esta decisión.

   Así, se ha referido a una reunión que se producirá la semana que viene en Madrid con la presencia de todas las comunidades, en la que ha dado por hecho en que se abordará este asunto, "complejo" y que "afecta a todos muy mucho".

   "De lo que se deduce de la sentencia, existe un derecho de las personas a reclamar por vía administrativa, en este caso ante la Axencia Tributaria de Galicia. Pero también, obviamente, actuaremos en consecuencia para que esto no sea oneroso para las arcas sino para que el nuevo sujeto pasivo sean las entidades financieras", ha afirmado.

   De acuerdo con sus datos, el número de autoliquidaciones de los últimos cuatro años se situó en unas 19.000-20.000 al año, lo que, ha admitido, tiene una "incidencia importante" en los ingresos de la comunidad.

"TEMPLANZA"

   "Tenemos que dotarnos de la suficiente templanza", ha enfatizado el conselleiro en su respuesta, al ver "mal consejero" en "la ansiedad" frente a problemáticas como esta.

   Así, ha reconocido que "la pelota está en el tejado" de la administración tributaria pero ha abogado por afrontarlo "de forma coordinada" en el conjunto estatal.

   El objetivo, ha remarcado, es "facilitarle la vida y no marear" al contribuyente, para lo que apuesta por una actuación "acelerada" pero con "toda tranquilidad" y "calma". "No nos vamos a quedar dormidos", ha comprometido.