Actualizado 18/02/2015 14:08 CET

La Xunta otorga "nula relevancia" al daño a un petroglifo

Defiende la externalización como fórmula "más beneficiosa" para el erario frente a las críticas de la oposición al estado del conjunto arqueológico

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El secretario xeral de Cultura, Anxo Lorenzo, ha rechazado que se hable de "dejadez" por parte de la Xunta de Galicia a raiz del "incidente puntual" que se produjo en el parque arqueológico de Campo Lameiro (Pontevedra), donde maquinaria pesada de la entidad que gestiona el centro ocasionó "pequeñas alteraciones puntuales en la parte alta" de un petroglifo.

   De hecho, para el secretario xeral, dicho incidente tiene un "alcance prácticamente de nula relevancia", al no haber producido "alteraciones de entidad en los bienes patrimoniales", según ha destacado en la comisión de cultura del Parlamento gallego a preguntas de portavoces del PPdeG, PSdeG y BNG.

   En respuesta a los reproches del socialista Francisco Caamaño y la nacionalista Ana Pontón --el popular Agustín Baamonde ha mantenido un tono que él mismo calificó de "prudente", pese a manifestar igualmente su "preocupación"--, el alto cargo de la consellería ha explicado que el conjunto de arte rupestre dispone de un "protocolo específico" para realizar las labores de roza.

   Dicho protocolo impone la ejecución de una roza manual inicial en el entorno de rocas con grabados. Sin embargo, una vez se detectó la "presencia" de una máquina en el entorno de un petroglifo, según ha señalado Lorenzo, "se procedió a paralizar todas las actuaciones" y a retirar la maquinaria pesada.

"TANTO DA SI FUE MUCHO O POCO"

   "Está reconociendo que el protocolo fue incumplido. No nos puede decir que poco, no es cuestión de cantidad. Tanto me da si fue mucho o poco: ocurrió", ha aseverado en el turno de réplica el portavoz del PSdeG en el debate.

   Del mismo modo, Pontón ha reprobado que, de la intervención del secretario xeral, se extrae que "solo" los grabados de mayor tamaño "tienen relevancia", ante lo que ha vuelto a preguntar si la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural --cuya titular no ha comparecido en la comisión al encontrarse de baja médica-- prevé incoar un expediente sancionador, del mismo modo que lo ha querido saber Caamaño.

   Anxo Lorenzo, por su parte, ha aprovechado el turno de cierre para subrayar que la Administración "no permaneció impasible" ante estas circunstancias, sino que fue "proactiva" y actuó con celeridad y actuaciones "concretas", pero no ha contestado a la cuestión sobre una eventual sanción a la entidad que gestiona el parque de Campo Lameiro.

   Asimismo, ante las afirmaciones de los parlamentarios del PSOE y el Bloque sobre consecuencias de la "privatización" y la "mala gestión del servicio", respectivamente, el titular de Cultura ha defendido la "externalización", como la ha llamado, al asegurar que el Ejecutivo autonómico buscó "fórmulas de gestión que resultasen más eficientes y beneficiosas para las arcas públicas".

   Sobre este extremo ha vertido su opinión el popular Agustín Baamonde al asegurar que esta "infraestructura" fue "objeto de preocupación teórica" por parte del bipartito, ya que este "no llevó a cabo ninguna actuación práctica" en Campo Lameiro.

PRIMER ANÁLISIS

   Durante su primera respuesta, el responsable de Cultura ha explicado que una primera evaluación efectuada cuando se tuvo constancia de los hechos "constató la existencia de una afección puntual en la parte superior" del petroglifo.

   En ese momento, ha dicho, "se concluyó" que había "alteraciones puntuales" pero que estas se limitaban "a un área específica de la roca", en su parte "más alta", por lo que, en consecuencia, "no se produjeron afecciones de relevancia sobre la figura grabada circular de este afloramiento". Dichas afecciones "parecían haber afectado a la pátina superficial de la roca, produciendo desprendimientos de pequeños fragmentos de piedra", ha agregado.

   Así las cosas, ante la determinación de "inexistencia de afecciones sobre la figura principal", se calificó el incidente de "puntual" pero se optó por "reforzar" las medidas preventivas en el protocolo de actuación, según ha apuntado el secretario xeral.

SEGUNDO INFORME

   No obstante, según ha indicado, "con posterioridad a estos hechos" aparecieron "denuncias públicas" que, en sus propias palabras, alertaban de que las tareas de roza "habían arruinado el petroglifo".

   En este escenario, "teniendo en cuenta el nivel de desinformación", Lorenzo ha señalado que se encargó "por parte de la dirección del centro" un estudio "detallado" sobre el petroglifo en cuestión.

   Las conclusiones fueron entregadas a la consellería a finales de enero, de acuerdo con el relato del alto cargo, quien ha dicho que están siendo analizadas por técnicos de Patrimonio Cultural, que evaluarán la conveniencia o no de poner en marcha las recomendaciones que hace el documento en materia de limpieza y mantenimiento.

   En caso de dar el visto bueno a las mismas, estas se programarán "a partir de abril", para tratar de garantizar una eficacia "máxima" en función de las condiciones meteorológicas.

ELEMENTO CIRCULAR EN LA PARTE ALTA

   Y es que según ha avanzado el dirigente de la Consellería de Cultura, este segundo informe encargado a un "equipo de expertos" documentó "un pequeño elemento circular de escasas profundidad y percepción" en la parte alta de la roca. "Un surco grabado que no se ve a simple vista sino que para visualizarlo se necesitó un análisis a luz rasante de noche", ha informado.

   Con todo, el secretario xeral ha incidido en que, como en el primer diagnóstico, se determinó que el paso de la maquinaria "solo" generó "pequeñas alteraciones puntuales en la parte alta", por "pérdidas pequeñas de la pátina" y "ligera afectación en puntos".

   Concluyó, en suma, que "no se afectó el grabado principal", por lo que Anxo Lorenzo ha negado "daños graves e irreparables" y que este "incidente" sirva "para poner en cuestión" el trabajo de la Dirección Xeral ni de los técnicos de patrimonio de la Xunta.

   A mayores, sobre la "pequeña propuesta de intervención", ha revelado que estos "expertos" plantean el lavado del afloramiento, el helado de su placa superior y la eliminación de restos óxidos "ligeramente adheridos en la roca".

Para leer más