Desarticulado un grupo de furtivos que extraía almeja de forma ilícita en las rías de Vigo y Pontevedra

[Grupovigo] Nota De Prensa
GUARDIA CIVIL
Publicado 26/12/2018 11:49:38CET

   PONTEVEDRA, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La Guardia Civil ha desarticulado a un grupo organizado de mariscadores furtivos que se dedicaba a la extracción de almeja de forma ilícita en los bancos marisqueros de las rías de Vigo y Pontevedra. Para ello utilizaban, en ocasiones, embarcaciones con matrícula falsa para evitar su identificación.

   Según ha explicado el Instituto armado, en el marco de la operación 'Tivo', los agentes comprobaron que este grupo, formado al menos por siete personas, actuaba de forma coordinada. Así, mientras que unos extraían almeja, otros realizaban labores de vigilancia para evitar el control que ejercen los guardapescas y los distintos cuerpos de seguridad.

   La Guardia Civil ha detallado que, durante el año 2017, estas personas fueron objeto de 132 denuncias por marisqueo furtivo en las que superaban las cuotas máximas autorizadas. Según ha indicado, se llegaron a dar casos de capturas de 306 kilos de almeja extraída de forma ilegal en un solo día, cuando la media autorizada pera ese mismo recurso se encuentra en 8,75 kilos por mariscador y jornada autorizada.

   Además, en algunas ocasiones, las personas investigadas fueron identificadas realizando esta actividad hasta cinco veces en un solo día de trabajo.

INVESTIGACIÓN

   Los agentes han calculado que durante el año 2017 se les intervino 1.620 kilos de almeja y han tasado en cerca de 13.000 euros los datos y perjuicios causados a la Cofradía de Pescadores de San Telmo.

   En la operación han sido investigadas siete personas, en su mayor parte vecinos del municipio pontevedrés de Poio, por presuntos delitos relativos a la protección de la flora y la fauna, por realizar actividades de marisqueo relevante.

   Además, dos de los integrantes de este grupo han sido investigados penalmente por un presunto delito contra la salud pública, al dar positivas en concentración de toxinas unas muestras obtenidas de las almejas que se les decomisó cuando realizaban esta actividad ilícita en e lugar de Acuña, en el municipio de Vilaboa (Pontevedra). Esta zona está clasificada como C, por lo tanto, prohibida su extracción por alta concentración de toxina (E.Coli).

   Por último, en la operación también se procedió a la intervención de una de las embarcaciones con matrícula falsificada, utilizada para realizar la actividad furtiva de marisqueo. Por ello, a tres de los investigados la Guardia Civil le atribuye un delito de falsedad en documento oficial.

Contador