Publicado 11/05/2022 19:48

La Eurocámara da el primer paso para aprobar la actualización del acuerdo pesquero con Mauritania por 6 años

BRUSELAS, 11 May. (EUROPA PRESS) -

La comisión de Pesca del Parlamento Europeo ha dado luz verde este miércoles a la actualización del acuerdo entre la UE y Mauritania durante seis años más que desbloquea el acceso de la flota europea a aguas mauritanas para la pesca de crustáceos, peces demersales, túnidos y pequeños pelágicos, por un total de cerca de 290.000 toneladas anuales.

Con 24 votos a favor, 2 en contra y 1 abstención, los eurodiputados avalan la extensión de un acuerdo por el que la UE proporcionará una ayuda anual de 57,5 millones de euros a Mauritania y otros 3,3 millones euros anuales en apoyo de las comunidades pesqueras locales. Este aval debe ser aún refrendado por el pleno del Parlamento Europeo para que sea efectivo.

En una resolución adjunta redactada por la eurodiputada de los Liberales europeos (Renew Europe), Izaskun Bilbao, la comisión de Pesca ha adoptado, con 23 votos a favor, uno en contra y 3 abstenciones, pedir a Mauritania que cese la sobrepesca sobre algunas poblaciones de pelágicos, especialmente la sardina, así como su transformación en harina y aceite de pescado.

La comisión de Pesca ha defendido que el pescado debe destinarse a consumo humano y no a servir de materia prima para la industria de procesado de alimentos, lo que aumenta la contaminación de las aguas residuales y pone en peligro la seguridad alimentaria de las poblaciones locales.

Los eurodiputados han acogido de forma positiva que el acuerdo requiera que Mauritania haga públicos todos los acuerdos con flotas extranjeras y que otorgue a la flota de la UE las mismas condiciones de acceso a los recursos y las mismas condiciones técnicas para pescar que al resto de flotas.

Se espera que el Parlamento apruebe el acuerdo en la sesión plenaria de junio. El nuevo acuerdo y su protocolo se aplicará con carácter retroactivo desde noviembre de 2021. La asociación pesquera UE-Mauritania es uno de los acuerdos pesqueros clave para la UE y contempla oportunidades pesqueras para embarcaciones de 10 países de la UE, entre ellos España.