25 de febrero de 2020
 
Publicado 19/03/2014 21:20:33CET

Los armadores del cerco reunidos en Portosín (A Coruña) deciden comenzar a faenar el próximo lunes

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los en torno a 120 armadores de la flota gallega del cerco reunidos este miércoles de nuevo en asamblea en la localidad coruñesa de Portosín han decidido comenzar a faenar el próximo lunes, con lo que pondrán fin al amarre de las embarcaciones y a casi tres meses de protestas por el reparto de cuota de caballa y de jurel en el caladero Cantábrico Noroeste.

En declaraciones a Europa Press tras terminar esta nueva asamblea, el armador José Blanco, de Portosín, ha explicado que esta medida ha sido tomada "por mayoría" en votación, aunque algunos marineros eran partidarios de salir al mar ya este mismo jueves. Finalmente, por cuestiones relacionadas con la Seguridad Social de los trabajadores, ha salido adelante la opción del lunes.

Blanco ha destacado la satisfacción por la cesión de cupo del sector vasco, unas 400 toneladas de caballa, que explica que se dirigirá "en su totalidad" a los en torno a 60 buques del cerco que disponen de entre 2.000 y 3.000 kilogramos, aproximadamente. "Queremos subir a esta flota más para arriba, por que, si no, no les da para nada", ha señalado.

Además, ha quitado hierro al descuelgue del principio de acuerdo al que se llegó este martes en la sede de la Xunta de seis armadores de Ribeira que disponen de más capacidad pesquera por haber realizado más capturas --en aguas de Euskadi, ya que cuando el pescado llegaba a las costas gallegas ya no había cuota-- entre 2002 y 2011.

"Esquiroles hubo toda la vidas y ahora sigue habiendo alguno. Aunque, gracias a Dios, cada vez son menos", ha comentado, mientras decía que "no hay problema": "Nosotros seguiremos siendo gallegos", ha concluido.

Para leer más