El sector conservero pide estar involucrado en el proceso de toma de decisiones en Europa

Actualizado 11/09/2012 17:58:42 CET
EUROPA PRESS

Reclama que el atún sea considerado "un producto sensible" en las negociaciones con terceros países

VIGO, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

La IV Conferencia Mundial de las Conservas de Pescados y Mariscos se ha clausurado este jueves en Vigo, donde el sector ha reivindicado la necesidad de estar involucrado en el proceso de toma de decisiones en Europa.

Durante la lectura de las conclusiones con las que terminó este foro, que ha reunido a más de 300 directivos de 22 países, el secretario general de la Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas de Pescados y Mariscos (Anfaco-Cecopesca), Juan Manuel Vieites, ha abogado por que las reformas de la Política Pesquera Común (PPC) y la Organización Común de Mercados (OCM) contribuyan a alcanzar el "desarrollo sostenible del sector de la pesca y la acuicultura en el conjunto de actividades que lo integran".

Por ello, aseguró que "se debe posibilitar la continuidad del ACFA o que, en su defecto, al menos en el ámbito de la UE" se cree un comité consultivo para la industria transformadora y comercializadora de productos de mar. A su juicio, "es necesario que el conjunto del sector esté involucrado en el proceso de toma de decisiones, articulando un canal de comunicación permanente y fluido entre la industria comunitaria y la Comisión Europea".

Por otra parte, el sector ha solicitado que el acceso al Fondo Europeo Marítimo y de Pesca sea "el mismo" para todas las empresas, "no debiendo discriminarse en función del tamaño" de éstas.

La industria conservera reiteró además su reivindicación de que la UE garantice "un mismo campo de juego" en el que la industria comunitaria pueda competir con la industria de terceros países y, por tanto, exigiendo el cumplimiento de "los más avanzados estándares" en el ámbito de la seguridad alimentaria y aspectos higiénico-sanitarios, el respeto a las normas de pesca sostenible, la protección social y de seguridad en el trabajo y el respeto al medio ambiente.

NEGOCIACIONES COMERCIALES

En sus conclusiones, el sector también alude a las relaciones comerciales de la UE con terceros países y, en ese sentido, reclamó a las autoridades europeas que el atún sea considerado "un producto sensible" en el marco de estas negociaciones, y no una "moneda de cambio".

Concretamente, pide que se tenga esto en cuenta en las conversaciones con Vietnam y, en el caso de la integración de Filipinas en el SPG+, solicitó que se exija a este país la ratificación de los acuerdos para la protección de los derechos de los trabajadores y de erradicación del trabajo infantil como condición "sine qua non".

DIMENSIÓN SOCIAL

Asimismo, los conserveros destacaron que la industria española y comunitaria es "moderna y competitiva, con una importante dimensión social en las zonas del litoral" y que, en la coyuntura actual, "es primordial preservar".

También recordaron que se trata de un sector globalizado y, en ese sentido, remarcaron que "tiene un importante potencial de crecimiento futuro" si existe una competencia "basada en el respeto a unas reglas de juego comunes para todos los operadores comunitarios y extracomunitarios".

En cuanto al abastecimiento de materia prima, han defendido la necesidad de un procedimiento "ágil, simplificado y objetivo en los puertos de la UE" que permita agilizar el tráfico de contenedores. Finalmente, el sector destacó su "compromiso irreversible con la sostenibilidad de los productos del mar".

XUNTA Y AYUNTAMIENTO

Además de la lectura de las conclusiones, la ceremonia de clausura incluyó la intervención de la conselleira do Mar e do Medio Rural, Rosa Quintana, quien destacó la postura de Galicia en la reforma de la PPC. "Galicia tiene una visitón unitaria y de ella debemos extraer la fortaleza de esta postura", destacó la conselleira.

Quintana consideró que esa línea de trabajo basada en el consenso con el sector es la que lleva al "éxito" y, en ese sentido, indicó que si se hubiera actuado así en asuntos anteriores como el acuerdo con Mauritania o el de partenariado con Papúa-Nueva Guinea, se hubieran alcanzado mejores resultados.

El acto, que también contó con la participación del representante de la DG-Trade de la UE, Jerome Boche; fue cerrado por el alcalde de Vigo, Abel Caballero, quien defendió la demanda del sector de contar con "reglas para poder competir en igualdad de condiciones".