Actualizado 25/09/2009 20:47 CET

Pesca.- El sector expresa su "decepción" con la CE por mantener el TAC de fletán en NAFO

Cree que el "único dato positivo" es la reapertura de la pesquería de bacalao, que calificó de "histórica"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los representantes del sector pesquero español con intereses en NAFO, la Asociación Nacional de Armadores de Buques Congeladores de Pesca de Merluza (Anamer) y de la de Buques Congeladores de Pesquerías Varias (Anavar), expresaron hoy su "decepción" por la "falta de sensibilidad" de la Comisión Europea al mantener el total admisible de capturas (TAC) de fletán negro en 16.000 toneladas --de las que 4.396 corresponden a España--.

En un comunicado remitido tras finalizar la 31 reunión anual de la Asociación de Pesca del Atlántico del Noroeste (NAFO), ambas organizaciones denunciaron que el TAC de fletán queda "congelado" porque un problema mecánico en un buque hacía una campaña científica impidió que se aportasen datos oficiales sobre la mejoría del caladero. El sector y el Gobierno de España, como subrayaron, aspiraban a lograr un aumento de la cuota en un 15 por ciento.

Según señalaron, las evidencias aportadas en el encuentro celebrado en Bergen (Noruega) sobre la recuperación del caladero permitieron la reapertura "histórica" de la pesquería de bacalao, tras una moratoria que comenzó a aplicarse en 1992. Las dos asociaciones consideraron que esta decisión es el "único dato positivo de la reunión" y precisaron que NAFO autorizó un TAC de 5.500 toneladas --de las que 550 corresponden a España-- en el área de Flemish Cap, 1.350 toneladas más de lo que recomendaban los científicos.

Anavar y Anamer recordaron que la gestión de pesquerías se realiza en función de un enfoque de precaución o de incertidumbre, que establece una regulación a favor de los recursos naturales vivos cuando existen dudas derivadas de la falta de información científica. Los objetivos de desarrollo sostenible señalan, como explicaron, que también se deben considerar las consecuencias socioeconómicas de las medidas y, de ahí que las recomendaciones científicas se sometan a una negociación política en una reunión anual.

Las incertidumbres en el caso del fletán negro aumentaron "considerablemente" en esta ocasión, según reiteraron ambas organizaciones, por la citada avería en el buque que asumía la campaña científica.

En esa situación, a juicio de Anamer y Anavar, la CE debería haber aceptado las opiniones del equipo de científicos independientes, cuyas estimaciones, según aseguraron, justificaban un aumento de hasta un 24 por ciento del TAC. Asimismo, las dos organizaciones reprocharon a la Comisión Europea que no atendiese a los "datos objetivos de rendimiento por unidad de esfuerzo" que "constaban esa recuperación" aportados por los propios patrones de pesca de los buques.

Por ello, lamentaron la postura mantenida por la CE en las negociaciones, en la que apreciaron "una notable falta de sensibilidad hacia los problemas de las personas desde el punto de vista social y económico", sobre todo en la actual coyuntura.

Según advirtieron, las consecuencias de esta decisión se agravarán con el descenso de los TAC de las especies complementarias al fletán negro, al recordar las reducciones en 1.500 toneladas de la cuota de raya --12.000 toneladas, de las que a España corresponden 5.832--; de la brótola o bertorella en 2.500 toneladas --6.000 toneladas de las que España tiene asignadas 1.528--.

CIERRE DE 11 ÁREAS

De igual modo, calificaron de "decepcionante" el cierre de 11 áreas y, aunque atribuyeron estas limitaciones al intento de proteger los fondos con corales y esponjas, lamentaron que no se pidiesen datos a los patrones de los buques, de los que aseguraron que son los que "mejor conocen estos caladeros".

Sobre esta cuestión señalaron que los barcos arrastreros disponen de sus propios datos acerca de las zonas en las que hay corales porque la pesca en esas áreas provoca "daños costosísimos" en las artes que emplean. "Pueden dar al traste con toda una campaña de pesca".