Publicado 02/07/2016 13:02CET

Activada la reordenación circulatoria por la supresión del paso a nivel en Verge de Lluc

Govern y Ajuntament visitan el barrio de Verge de Lluc
CAIB

PALMA DE MALLORCA, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

El director general de Movilidad de la Conselleria de Territorio, Energía y Movilidad del Govern, Jaume Mateu, junto con el concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Palma, Joan Ferrer, han comprobado este sábado la reordenación circulatoria por la supresión del paso a nivel en Verge de Lluc.

Según ha indicado el Govern en una nota de prensa, ambos se han desplazado a la zona donde estaba el paso a nivel para comprobar los resultados de la reordenación una vez eliminada la circulación para vehículos en este tramo.

El Govern ha explicado que la eliminación de la circulación de vehículos en esta zona es la respuesta a una petición que los vecinos transmitieron tanto al Govern como al Ayuntamiento para dotar de mayor seguridad este lugar, donde perdió la vida una persona al paso del tren.

Durante la visita, en la que también ha participado el gerente de Servicios Ferroviarios de Mallorca (SFM), el director general Jaume Mateu ha informado de que el pasado jueves se celebró una primera reunión técnica con miembros del Ministerio de Fomento para empezar a diseñar un nuevo convenio ferroviario para financiar proyectos de la red en Mallorca.

En este sentido, Jaume Mateu ha avanzado que una de las propuestas puestas sobre la mesa ha sido la eliminación de todos los pasos a nivel aún existentes en Mallorca.

El presupuesto aproximado para llevar a cabo una intervención integral en este sentido es de 41 millones de euros.

La supresión del paso a nivel de Virgen de Lluc ha implicado una serie de medidas de reordenación, como ahora, una reforma circulatoria, un nuevo itinerario para peatones y una nueva señalización.

Para la reforma circulatoria ha sido necesario instalar semáforos en la calle Arzobispo Miguel Roca con el camí d'en Mallol y señalizar un nuevo paso para peatones con semáforos.

Asimismo, se ha construido un nuevo tramo de acera de cuatro metros de largo en el camí justo ante el nuevo paso para peatones.

El nuevo itinerario peatonal ha requerido señalizar horizontal y verticalmente pasos peatonales de tres metros. También se ha señalizado un arcén practicable para peatones protegido con balizas reflectantes entre los dos pasos de peatones. Por último, se ha instalado la señalización que limita la velocidad a 30 km / hora.