Publicado 05/07/2018 17:16:55 +02:00CET

ALT Banca March se incorpora a la Federación FINE, un proyecto en defensa de los empleados del sector financiero

ALT Banca March y Fine
Federación FINE

PALMA DE MALLORCA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Laboral de Trabajadores en Banca March se ha incorporado a la Federación FINE, un proyecto sindical en defensa de los empleados del sector financiero.

Según un comunicado, con esta incorporación ya son 21 las fuerzas sindicales que conforman el proyecto.

Actualmente, ALT Banca March cuenta con 17 delegados. En concreto, 11 delegados en Baleares -siete en servicios centrales y cuatro en oficinas-, tres en oficinas de las Islas Canarias, dos en Alicante y uno en Valencia.

El presidente de ALT Banca March, José Carlos Forteza, ha expresado durante la firma del acuerdo que uno de los "retos" es "cambiar el rumbo de la postura de la empresa, que ha optado por una política de hechos consumados, sin negociar con los sindicatos, obligando a interponer demandas".

Para Forteza, integrar ALT Banca March en FINE implica "formar parte de una Federación con amplia representación del sector financiero que, además, puede conseguir estar en la mesa de negociación del Convenio Colectivo de Banca".

Por su parte, el vicepresidente de FINE, Francisco Egea, ha señalado que "la incorporación de ALT Banca March pone aún más en valor la realidad actual de la mayor federación sindical independiente de banca y la única alternativa con garantía al sindicalismo convencional en el sector financiero".

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    Kasabian: "La violencia doméstica es inaceptable, no nos quedó más remedio que pedirle a Tom que abandonara la banda"

  2. 2

    La OMS reconoce que el Covid-19 podría transmitirse por el aire en sitios cerrados, abarrotados y con poca ventilación

  3. 3

    Bolsonaro confirma que tiene COVID-19

  4. 4

    CSIC crea un test de anticuerpos que detecta la inmunidad contra el Covid-19 con una fiabilidad de más del 98%

  5. 5

    Unidas Podemos pide regularizar a 600.000 inmigrantes que pasaron en España el estado de alarma