Actualizado 17/07/2008 21:04 CET

AMPL.- Ryanair suspenderá sus operaciones temporalmente en Palma, dejando de operar 372 vuelos

La compañía afirma que esta suspensión de las operaciones le costará a la autoridad del aeropuerto significativos ingresos y a la región la pérdida de hasta 7 millones de euros en ingresos procedentes del turismo

PALMA DE MALLORCA, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

La compañía de bajo coste irlandesa Ryanair dejará de operar temporalmente en Palma de Mallorca, concretamente, entre el 4 de noviembre y el 19 de diciembre, periodo durante el que dejarán de operar un total de 372 vuelos, lo que supondrá una reducción del tráfico de pasajeros que afectará a 56.000 usuarios, que dejarán de venir a la capital balear mediante esta aerolínea, según confirmaron fuentes de esta aerolínea a Europa Press.

Las mismas fuentes explicaron que esta suspensión temporal de las operaciones se debe a dos razones, como son la escalada del precio del combustible, que ha situado el precio del barril a 140 dólares, y el hecho de que el aeropuerto de Palma sea de los más caros de España, lo que hace muy "difícil" mantener unos precios bajos, ajustados a las tarifas de una compañía de bajo coste como ésta.

En un comunicado, la compañía afirma que "la pérdida de este tráfico de pasajeros le costará a la autoridad del aeropuerto significativos ingresos comerciales y a la región la pérdida de hasta 7 millones de euros en ingresos procedentes del turismo".

Así, Michael Cawley, jefe ejecutivo de Ryanair, explicó que la compañía lamenta "muchísimo" el cierre temporal sus operaciones en Palma entre este noviembre y el período de diciembre. Sin embargo, esgrime, el binomio formado por las elevadas tasas del aeropuerto mallorquín y la subida del precio del combustible, en un periodo de reducida demanda como es la temporada de invierno, hace necesario adoptar esta medida.

Así, Cawley recalca que si el "aeropuerto de Palma de Mallorca tuviera una estructura de costes más baja no habría sido necesario reducir el tráfico aéreo no se habrían perdido los 56.000 pasajeros que dejarán de venir a la isla mediante esta aerolínea.

"Ryanair, con los costes y las tarifas más bajas en Europa, era la única línea aérea capaz de conservar durante todo el año el traslado de pasajeros hacia y desde Palma. Sin embargo, ello requiere de unos tasas de aeropuerto más bajas para poder sostener estas operaciones, en particular durante los meses de temporada baja que de invierno", reza el comunicado.

"En ausencia de ello, Ryanair no tiene ninguna otra alternativa que cancelar estas rutas y desarrollar su negocio en otra parte", prosigue la nota.

Por último, la compañía afirma que seguirá negociando con las autoridades de aeropuerto para "convencerles" que esta interrupción de su servicio no "tiene por que suceder en el futuro si se reduce las tasas".