Publicado 27/11/2021 13:01CET

La Audiencia juzga el viernes a un hombre por incendiar contenedores en Palma

Archivo - El hombre acusado de incendiar contenedores en Palma, escoltado por la Policía cuando fue detenido en julio de 2020.
Archivo - El hombre acusado de incendiar contenedores en Palma, escoltado por la Policía cuando fue detenido en julio de 2020. - POLICÍA - Archivo

El acusado tiene antecedentes de ingresos hospitalarios involuntarios por alteraciones de conducta

PALMA, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Baleares juzgará el próximo viernes a un hombre de 66 años acusado de provocar un incendio en unos contenedores en Palma, que se propagó a un solar contiguo. La Fiscalía pide para él diez años de prisión.

Cabe señalar que el acusado presenta alteraciones de conducta y tiene antecedentes de ingresos hospitalarios involuntarios, aunque carece de un diagnóstico concluyente. La fiscalía aprecia una circunstancia atenuante por anomalía psíquica.

Con todo, el médico de la prisión, en la que el hombre ingresó de forma provisional tras los hechos, no detectó patología psiquiátrica activa en él. El acusado cuenta con antecedentes por conducir bajo los efectos del alcohol.

Los hechos por los que será juzgado este viernes tuvieron lugar el 9 de julio de 2020, por la noche. Presuntamente el hombre prendió fuego a unos contenedores de Emaya en Son Malferit, y las llamas se propagaron a un solar contiguo en el que había vegetación y rastrojos.

El solar linda con una calle con edificios de viviendas, aparcamientos de vehículos y una nave que la Conselleria de Salud utilizaba como almacén de material de protección sanitaria, cercano a la Vía de Cintura, por lo que el humo podría haber comprometido el tráfico rodado.

Con todo, gracias a la proximidad del Parque de Bomberos, el fuego fue extinguido de forma rápida. Además de la pena de cárcel, la Fiscalía pide una indemnización de 280 euros para el Ayuntamiento de Palma por el coste de la intervención de los Bomberos.

En el momento de su detención, la Policía informó de que se le imputaban un total de nueve incendios, cuatro en baterías de contenedores y cinco en descampados urbanos. El primero de esos incidentes se remontaba a marzo de ese mismo año, y en mayo, junio y julio se repitieron otros. En algunos de los incendios algunos testigos vieron al posible autor.

El hombre también había sido detenido por daños en la casa de unos familiares, en los que además de daños intencionados había quemado objetos.

Para leer más