Publicado 14/09/2022 11:18

La Audiencia juzgará en marzo al entrenador de rugby acusado de abusos a una jugadora menor de edad

El entrenador de rugby acusado de abusos a una menor, sentado en la sala de juicios de la Audiencia Provincial.
El entrenador de rugby acusado de abusos a una menor, sentado en la sala de juicios de la Audiencia Provincial. - EUROPA PRESS

PALMA, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Baleares juzgará en marzo a un entrenador de rugby acusado de abusos a una jugadora del equipo menor de edad. La Fiscalía pide para él seis años de cárcel.

El acusado estaba citado este miércoles por la mañana a una vista previa en la Audiencia para explorar un posible acuerdo que evitase la celebración del juicio, lo que implicaría reconocer los delitos que se le imputan para conseguir una rebaja de la condena. Este acuerdo ha quedado descartado y la Audiencia ha fijado el juicio para el 22 de marzo de 2023.

El acusado era el entrenador de un equipo de rugby en Mallorca y en 2016, cuando tenía 22 años, fue designado encargado del equipo alevín sub-14 del que formaba parte la víctima, que tenía entonces 12 años.

La Fiscalía acusa al hombre de haberse aprovechado de la superioridad que le confería su condición de entrenador, ya que, según la acusación, se había convertido en un referente para la menor por conocerla desde la infancia, "ser el rugby su pasión y su vocación de llegar a ser jugadora profesional". El fiscal destaca también la diferencia de edad "y por tanto de desarrollo emocional, cognitivo y social".

De este modo, el fiscal sostiene que el acusado, en ocasiones en los que se encontraba con la niña a solas tras los entrenamientos o durante los viajes del equipo, presuntamente le dio palmadas y caricias en el trasero, besos en la comisura de la boca, abrazos prolongados en los que le rozaba los senos y masajes en las partes interiores de los muslos con intentos de alcanzar y tocarle la zona genital.

También recoge que al terminar algunos partidos, supuestamente se sentaba a sus piernas con el pretexto de felicitarla por su buen juego y le indicaba los tangas que le gustaba que llevara.

La Fiscalía también incluye en su escrito que hasta 2019 mantuvo conversaciones de WhatsApp "con intención de sexualizar gradualmente los vínculos y la forma de relacionarse" con la menor, intentando que le enviara fotos desnuda o proponiéndole encontrarse a solas para mantener relaciones sexuales o incluso mantener sexo con otros hombres. En diciembre de 2019 el padre de la menor interpuso una denuncia ante la Guardia Civil.

La Fiscalía acusa al hombre de un delito continuado de abusos sexuales a menor de 16 años con prevalimiento de relación de superioridad, y además de la pena de cárcel pide una inhabilitación durante diez años para cualquier profesión que conlleve contacto regular con menores de edad. También reclama una orden de alejamiento de 500 metros y una medida de libertad vigilada durante seis años.

Además, el fiscal plantea una indemnización de 6.000 euros en concepto de daños morales, de la que también tendría que responder la asociación deportiva.

Contador

Más información