Una de cada tres mujeres que abortan en Baleares lo hacen por segunda vez o más y el 52% ya son madres

Actualizado 10/01/2015 18:58:19 CET

PALMA DE MALLORCA, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Una de cada tres mujeres que abortan en Baleares lo hacen por segunda vez o más y el 52% ya son madres, según datos del Ministerio de Sanidad recogidos por el Instituto de Política Familiar de Baleares (IPFB), que denuncia que el aborto "se utiliza en las Islas como método anticonceptivo".

   Así se desprende de los datos extraídos del reciente informe del Ministerio sobre abortos de 2013, que revelan un total de 3.118 abortos en Baleares.

   De las mujeres que abortaron en Baleares, 1.466 no tienen hijos vivos actualmente mientras que 815 tienen uno, 626 tienen dos, 154 tienen tres, 45 tienen cuatro y 12 mujeres tienen cinco o más hijos.

   Asimismo, 2.024 mujeres que se sometieron a un aborto lo hicieron por primera vez, mientras que 763 ya habían tenido un aborto anteriormente, para 219 se trataba del segundo, 71 habían tenido tres, 19 habían tenido cuatro y 22 mujeres habían tenido cinco o más abortos.

   Para el IPFB, esto significa una "tendencia a usar el aborto como una opción de estilo de vida o como sustituto de la contracepción".

   "Surge una lucha entre el instinto natural de conservar a su hijo y el de quitarse ese 'peso' de encima", ha señalado el instituto, que considera que "si, en ese momento, alguien le tiende la mano, tal como ella la necesita y no como nosotros queramos, si verdaderamente solucionas lo que es su problema, esa mujer casi siempre acepta, desea y quiere a su hijo, porque el hijo no es el problema, son las circunstancias que rodean la llegada del niño".

   Por todo ello, el instituto ha insistido en que "la acogida, la comprensión y la estima hacia la mujer, portadora de vida, y hacia las familias necesitadas son imprescindibles para superar actitudes y comportamientos de miedo o rechazo a la vida y fomentar un ambiente y una cultura que la acepte y la respete".

   "Son imprescindibles las acciones de apoyo a la mujer sola con niños a su cargo", ha recalcado el instituto, que ha añadido que "este apoyo debe paliar, en el desarrollo y educación de sus hijos, las situaciones de rechazo o injusticia en que hayan sido concebidos".

   De este modo, el IPFB ha pedido a las administraciones públicas que impulsen una política clara "para que cada niño sea acogido desde la concepción; y atendido, educado y promovido en su desarrollo hacia la madurez humana".

   Concretamente, ha hecho hincapié en el "desarrollo de la ley de protección a la maternidad aprobada hace unos meses en el Parlament desarrollando el plan integral de ayuda a la mujer embarazada".

   El IPFB ha recordado a su vez que Baleares es una de las comunidades "con el índice de fecundidad más bajo de España y Europa y donde ha caído de manera más vertiginosa, y un país que no llega a reemplazar sus generaciones tiene un futuro negro".