Celebran una vista previa al juicio de un hombre acusado de utilizar a su hija para la producción de pornografía

Actualizado 21/07/2019 17:34:03 CET
Fachada de la Audiencia Provincial y del TSJIB
Fachada de la Audiencia Provincial y del TSJIB - EUROPA PRESS - Archivo

   Se le atribuyen los delitos de distribución de pornografía, utilización de menores para la elaboración de material pornográfico y abusos sexuales

   PALMA DE MALLORCA, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Baleares celebrará este martes una vista previa al juicio de un hombre de 57 años acusado de abusar sexualmente de su hija y utilizarla para la elaboración de material pornográfico, así como distribuir pornografía, unos hechos por los que la Fiscalía pide 19 años de cárcel.

   Los hechos ocurrieron entre mediados del año 2016 y otoño de 2017. Según el relato del Ministerio Fiscal, el hombre se aprovechó de su condición de padre para abusar de su hija, que entonces tenía 16 años, convenciéndola de que mantener relaciones con él era la mejor forma de comprender los riesgos de mantener relaciones sexuales, y que ello le serviría de práctica en el futuro sobre la mejor forma de hacerlo.

   El hombre mantuvo contactos con ella durante el periodo indicado, en el domicilio familiar, al menos una vez por semana. La policía encontró en el registro 12 archivos de vídeo donde aparecía él mismo manteniendo relaciones con la niña, entonces menor de edad.

   Asimismo, le indicaba las posturas que debía adoptar, y le insistía que era habitual que los padres tuvieran relaciones sexuales con sus hijas y que ello no suponía delito alguno, así como que no había problema con la falta de protección, ya que era estéril.

LA INVESTIGACIÓN: UNA ALARMA DEL NCMEC

   La alarma saltó cuando el organismo americano NCMEC (Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados) se puso en contacto con la Policía Nacional, alertando de que el 3 de junio de 2016, el acusado, a través de la red social Facebook, había compartido cinco imágenes de pornografía infantil.

   El 7 de noviembre de 2017, agentes del Grupo de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional de Baleares practicaron un registro en casa del acusado, en el que se dio con un elevado número de archivos de contenido pedófilo explícito.

   En concreto, se encontraron hasta 359 archivos de pornografía, repartidos entre varios dispositivos electrónicos. Además, el acusado participaba en un grupo de WhatsApp 'XXX solo de 12 a 17 años', compuesto por 163 participantes y en el que el él mismo compartió cuatro archivos de pornografía infantil.

LA FISCALÍA PIDE 19 AÑOS DE PRISIÓN POR LOS TRES DELITOS

   La Fiscalía pide un total de 19 años de prisión por los tres delitos. Se le atribuyen los delitos de distribución de pornografía, utilización de menores para la elaboración de material pornográfico y abusos sexuales.

   Además, pide la prohibición de acercarse a su hija durante un total de 16 años, la obligación de participar en un programa formativo de educación sexual, la inhabilitación especial para cualquier oficio --retribuido o no-- que tenga contacto con menores, y la prohibición de acudir a locutorios.

   El hombre, natural de Bolivia y sin antecedentes penales, se encuentra en la cárcel de manera provisional desde septiembre de 2018.

Para leer más