Actualizado 28/06/2010 21:32 CET

Cuatro de cada diez nuevos empleos creados en Baleares durante la crisis se generaron en la hostelería y la restauración

PALMA DE MALLORCA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

Cuatro de cada diez nuevos puestos de trabajo creados en Baleares durante los últimos años de crisis económica (2005-09), concretamente, el 38,5 por ciento, se generaron en el sector de la hostelería y la restauración, mientras que la educación acaparó el 11,7 por ciento de los nuevos empleos, seguida de las actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento y las actividades auxiliares, ambas con un 9,9 por ciento.

Así lo pone de manifiesto el estudio titulado 'Un análisis de las ocupaciones más dinámicas en Baleares en el periodo 2005-09', publicado en el Informe sobre el mercado de trabajo de Baleares correspondiente al tercer cuatrimestre de 2009 y que fue presentado hoy por la consellera de Turismo y Trabajo, Joana Barceló, quien destacó que las ocupaciones que han seguido creciendo en la actual crisis están relacionadas con los servicios a las personas, la educación, los servicios de restauración, los servicios de seguridad y las tecnologías de la información y la comunicación.

Otras de las conclusiones del estudio es que el 87,4 por ciento de los contratos que se firmaron el pasado año eran temporales, frente al 12,6 por ciento de indefinidos. Concretamente, en términos relativos, las profesiones en las que más contratos indefinidos se suscribieron en 2009 fueron las de jefes de taller de máquinas agrícolas e industriales (35,7 por ciento); ayudantes farmacéuticos (31,4 por ciento); técnicos en electrónica y telecomunicaciones (30,7 por ciento) y peluqueros y especialistas en tratamientos de belleza y similares (28,2 por ciento).

Por el contrario, las profesiones con mayor porcentaje de contratos temporales fueron agentes de encuestas (98 por ciento); escala básica de fuerzas armadas (97,9 por ciento); músicos, cantantes y bailarines de espectáculos de cabaret y similares (97,5 por ciento) y trabajadores de servicios de protección y seguridad (97,5 por ciento).

PROFESIONES DE DIFÍCIL COBERTURA

Por otro lado, el estudio refleja que en 2009, las profesiones de más difícil cobertura fueron las de cocineros y otros preparadores de comida (3.550 puestos de trabajo ofertados); mecánicos y ajustadores de maquinaria agrícola e industrial (487); deportistas y profesionales similares (358); oficiales maquinistas (162) y capitanes y oficiales de puente (132).

Barceló señaló que el citado informe, realizado por el Observatorio del Trabajo, también refleja que en los últimos años, las ocupaciones que exigen altos niveles de cualificación han aumentado su peso, pasando de suponer un 7,2 por ciento del total de contrataciones en 2002 al 14,5 por ciento en 2009.

Asimismo, destacó que también ha aumentado el peso de la contratación ligada a la restauración, los servicios personales y el comercio, de forma que ha pasado del 28,2 por ciento del total de contrataciones en 2002 al 33,9 por ciento el pasado año, mientras que, por el contrario, apuntó que los empleos más elementales y, por tanto, con menores requerimientos de cualificación, se han reducido desde el 30 por ciento en 2005 al 25,5 por ciento en 2009.

Por otra parte, indicó que también han disminuido las ocupaciones con requerimiento de cualificación media, especialmente aquéllas ligadas a trabajos administrativos, que han reducido su peso desde el 11,5 por ciento al 9,7 por ciento.