El Parlament aprueba la Ley de Función Pública que para PSIB y PSM supone "la rebaja del catalán a lengua prescindible"

Actualizado 17/07/2012 16:34:31 CET

PALMA DE MALLORCA, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Parlament ha aprobado este martes en el pleno del Parlament la modificación de la Ley de Función Pública, mediante la cual el catalán deja de ser un requisito para convertirse en un mérito a la hora de trabajar en la administración y que para la oposición supone "la rebaja del catalán a lengua prescindible" y para el Govern "potenciará el aprendizaje y el conocimiento" de este idioma.

Para el PSIB-PSOE, la aprobación supone que los ciudadanos tienen "menos libertades y derechos para usar su lengua en la tierra". La diputada socialista Pilar Costa ha dicho que "si el PP pusiera tanto énfasis en cumplir su programa electoral como lo tiene el conseller Simón Gornés en cambiar topónimos, no sufriríamos el peor ataque al Estado del Bienestar".

En respuesta, el diputado 'popular' Fernando Rubio ha contestado que fueron los socialistas los que le quitaron "la 'h' a Mahón". "El PP no impone, da libertad. No ataca ninguna lengua, y ama a la lengua propia, defendiendo que su conocimiento sea un mérito, cosa que no es el castellano".

En este sentido, Costa ha afirmado que al líder del Ejecutivo autonómico, José Ramón Bauzá, "le molesta ser el presidente de una Comunidad, le molestan las autonomías y más una que tiene lengua propia, así como competencias en Sanidad y Educación".

Rubio ha destacado que no se deroga la Ley de Normalización Lingüística, sino que se adaptan algunos de sus artículos. Además, ha reseñado que con la renovación de la Ley "se potencia el aprendizaje y conocimiento del catalán" por parte de quien no conoce la lengua.

"ES UN QUE SE JODAN A LOS CATALANOPARLANTES"

Por su parte, el PSM-IniciativaVerds-Entesa i Mès per Menorca ha señalado -en su turno de réplica- que la modificación supone un "que se jodan" a los catalanoparlantes, según ha expresado el diputado Nel Martí que ha dicho que la aprobación va en la línea de "la maleducada Andrea Fabra".

Cabe destacar que ante de la aprobación de la modificación de la Ley, el Parlament ha rechazado que dicha Ley se lleve al Consell Consultiu porque, según la oposición, podría presentar visos de ilegalidad. Hecho, que según el PP ha sido negado ya que -han explicado- con las modificaciones queda "más en sintonía con el Estatut de Autonomía y la Constitución Española".

Este hecho ha sido criticado ampliamente por la oposición, ya que supone -según han lamentado ambas formaciones- que el PP no se atreve a someter su norma al Consell. Dentro de este debate, el portavoz del PSM-IV-ExM, Biel Barceló, ha aseverado que el PP relega el catalán "a una cuestión de indígenas y la lleva a un nivel secundario".

Barceló ha dicho que desde su coalición quieren que siga siendo una lengua de "cohesión social" y ha dicho que "el PP ignora o menosprecia a la verdadera Mallorca". Acto seguido, ha comentado que "la realidad es que ustedes rompen un consenso establecido hace 26 años y van en contra de la lengua de nuestros abuelos" y mandan un mensaje que dice que la "lengua no es necesaria, sino que es de indígenas".