Publicado 10/07/2015 10:40CET

El PI lamenta "la pasividad" del Ayuntamiento de Palma ante la venta ambulante y propone un plan preventivo

PALMA DE MALLORCA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PI en Palma, Toni Fuster, ha lamentado la "pasividad" del Ayuntamiento de Palma ante la venta ambulante, una práctica que, según ha destacado, es "organizada e ilegal" y que "perjudica de forma directa y muy seriamente al pequeño y mediano comerciante que el gobierno prometió proteger".

En un comunicado, la formación alerta de la permisividad que el ayuntamiento de Palma está teniendo con la práctica, cada vez más extendida, de la venta ambulante, ante lo que ha propuesto un plan preventivo que vaya más allá del aumento de la vigilancia policial ya que, por lo visto en la playa de Palma, "es del todo insuficiente".

Fuster ha denunciado que la venta ambulante es "un negocio constante, ya histórico, y muy bien organizado" e insta al ayuntamiento a poner 'mà de medge' para evitar "la impunidad con la que actúa".

"No sólo perjudican las ventas de los que lo tienen todo regulado, también dañan la imagen turística de Palma sobre todo de lleno en la temporada en zonas como el centro y la playa de Palma", ha concluido.

Para leer más