Publicado 01/04/2021 13:24CET

Los residuos de la fracción de rechazo bajan un 20% en Mallorca durante la pandemia, con 429.000 toneladas en 2020

Archivo - Bolsas de basura amontonadas.
Archivo - Bolsas de basura amontonadas. - EUROPA PRESS - Archivo

PALMA, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

La concesionaria del servicio de residuos del Consell de Mallorca recogió en 2020 un total de 429.042 toneladas de la fracción de rechazo, un 20 por ciento menos que en 2019, cuando se recogieron más de 537.000 toneladas.

Así ha informado este jueves el Departamento de sostenibilidad y Medio Ambiente del Consell de Mallorca, que viendo estos datos considera que "la pandemia evidencia la relación entre el modelo económico y la producción de residuos".

Las toneladas de desecho que se tratan son las procedentes de los residuos municipales recogidos en masa, el rechazo que gestiona MAC Insular y otros residuos asimilables (sanitarios, plásticos agrícolas, etc.)

En este sentido, el Consell resalta que el parón económico ha tenido como resultado directo una importante bajada en la producción de residuos.

El Consell ha apuntado que "la ciudadanía está más concienciada y que el reciclaje de residuos se empieza a notar". A partir de 2017, aunque la actividad económica era mejor y se generaban más residuos, cada vez se generaba menos fracción de rechazo, según los datos de Medio Ambiente.

"En 2020 hemos vivido una situación extraordinaria, pero estoy convencida de que a medida que se vaya recuperando la economía la situación se irá revirtiendo. Los últimos años antes del estallido de la pandemia han demostrado que vamos por el buen camino", ha declarado la vicepresidenta y consellera de Sostenibilidad y Medio Ambiente, Aurora Ribot.

Ribot ha pedido "no bajar la guardia", y seguir haciendo más sostenibles los hábitos de consumo para progresar hacia una economía circular en la isla, para disminuir las toneladas de residuos que se acaban incinerando. "Mallorca no puede esperar más", ha avisado.

Para ello, desde el Consell ven fundamental luchar contra la generación de residuos innecesarios, implementar y mejorar la recogida de la fracción orgánica y mejorar la separación en origen de los envases.

Por su parte, la directora insular de Residuos, Patricia Arbona, ha reflexionado sobre la necesidad de plantear "la relación directa entre el modelo de vida y el gran consumo de recursos y generación de residuos que provoca". "Una parte importante de la sociedad está cada vez más concienciada con la necesidad de preservar el medio ambiente y pide políticas sinceras y valientes para conseguir estas mejoras, pero aún queda mucho camino por hacer con otro sector de la población", ha concluido.

Contador