Publicado 12/01/2022 09:47CET

Terraferida critica que la oferta turística ha crecido en Mallorca desde 2015 y avisa de que supera las 410.500 plazas

Archivo - Turistas en Cala Major.
Archivo - Turistas en Cala Major. - Clara Margais/dpa - Archivo

Denuncia que "no hay cambio de modelo sino todo lo contrario"

PALMA, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

El grupo ecologista Terraferida ha alertado este miércoles de que la oferta turística en Mallorca ha aumentado en 93.774 plazas en los últimos seis años, desde que comenzó el gobierno de pacto de PSIB, MÉS y Unidas Podemos, y que en total ya se superan las 410.500 plazas.

"La oferta turística en Mallorca no para de crecer", han subrayado desde Terraferida en un comunicado en el que denuncian que "no hay cambio de modelo sino todo lo contrario".

Según Terraferida, que se ha basado en datos oficiales de Turismo, en 2021 la Conselleria ha otorgado 2.013 nuevas plazas turísticas, lo que eleva la cifra total a 410.573: 307.443 hoteleras y 103.130 de alquiler turístico y otras tipologías.

En este contexto, Terraferida ha lamentado que mientras que "es difícil encontrar un solo día en el que partidos, organizaciones y destacados miembros de la sociedad no hablen de cambio de modelo y diversificación económica, para no ser tan dependientes del turismo", al mismo tiempo "los datos muestran cómo en los últimos años se ha producido un incremento masivo de plazas".

En detalle, si en 2015 Mallorca contaba con 329.000 plazas, ahora ya supera las 410.500. Dentro del período del Pacto 2015-2021, se han otorgado 93.747 nuevas plazas en Mallorca. "Las cifras no reflejan ningún cambio en la orientación de las políticas turísticas", ha concluido Terraferida, que apunta que este incremento supone crear 46,5 plazas turísticas cada día.

Por ello, el grupo ecologista ha hecho "un llamamiento a la responsabilidad" al Govern y al Consell de Mallorca, invitándoles a "iniciar una nueva etapa de contención del crecimiento turístico".

"UN GRAN PACTO SOCIAL"

Terraferida propone "un gran pacto social" para arbitrar medidas de contención y ahorro de recursos naturales con el objetivo de "rebajar la obscena generación de residuos" y mejorar la calidad del aire y del agua potable.

Para la entidad, "es imprescindible redirigir los esfuerzos hacia sectores olvidados y que podrían ser más estables y generadores de soberanía, sobre todo frente a un futuro climático difícil".

Así, "es necesario dar una oportunidad a la industria local y la agricultura ecológica, a cerrar el ciclo del agua y reorientar construcción, carpintería, fontanería y despliegue de energías limpias hacia la rehabilitación de barrios y pueblos, donde hay décadas de trabajo".

Terraferida ha resumido sus propuestas en cinco puntos: establecer una moratoria de plazas turísticas; revisar la ley turística con criterios de sostenibilidad; introducir el "2x1, dos plazas turísticas de baja por cada una nueva"; no renovar licencias turísticas en viviendas plurifamiliares; y clausurar "decenas de miles de plazas turísticas ilegales".

Contador

Para leer más