Un total de 8.353 habitantes de Baleares murieron en 2017, según el INE

Gráfico de muertes en Baleares
EP DATA
Publicado 19/12/2018 12:46:53CET

PALMA DE MALLORCA, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un total de 8.353 habitantes de Baleares murieron en 2017, según la los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), lo que implica una variación de 5,21% respecto al año anterior.

Nuevamente las enfermedades del sistema circulatorio se mantienen como la primera causa natural de muerte con 2.391 personas fallecidas, seguida de los tumores (2.306) y de las enfermedades del sistema respiratorio (841).

Asimismo, según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) publicados este martes, fallecieron 4.286 hombres (272 más que en 2016) y 4.087 mujeres (162 más).

En concreto, fallecieron 186 personas por enfermedades infecciosas y parasitarias; 20 por enfermedades infecciosas intestinales; siete por tuberculosis y sus efectos tardíos; 103 por septicemia; 15 por hepatitis vírica; 22 por VIH; y 29 por otras enfermedades infecciosas parasitarias.

Asimismo, 2.306 ciudadanos de Baleares perdieron al vida a causa de un tumor, de los cuales 63 fallecieron por tumores malignos de labio o cavidad bucal, 40 por tumores malignos en el esófago, 91 en el estómago, 204 en el colon, 70 en el recto, 105 en el hígado y 150 en el páncreas, entre otros.

Además, fallecieron 103 personas como consecuencia de un suicidio, superando el número de personas fallecidas en accidentes de tráfico (57), en caídas accidentales (65), o en homicidios (5).

A NIVEL NACIONAL

Las muertes en España han aumentado un 3,4 por ciento en 2017, 242.523 defunciones, 13.912 más que en 2016, nuevamente las enfermedades del sistema circulatorio se mantienen como la primera causa natural de muerte (263,2 fallecidos por cada 100.000 habitantes), seguida de los tumores (243,4) y de las enfermedades del sistema respiratorio (110,9).

Asimismo, fallecieron 214.236 hombres (un 2,5% más que en 2016) y 210.287 mujeres (un 4,3% más). Del total de fallecidos, el 96,3% de las defunciones se debieron a causas naturales, 408.686 personas, un 3,5% más que en 2016.

Un año más llama la atención las fallecimientos por causas no naturales, que aumentan con respecto al 2016 un 1,1 por ciento hasta los 15.837 fallecimientos por causas externas (169 fallecidos más). En este caso, el suicidio se mantuvo nuevamente como la primera causa de muerte externa, con 3.679 fallecimientos, un 3,1% más que en 2016 y vuelve a mostrar datos en alza.

Por detrás se situaron el ahogamiento, sumersión y sofocación (con 3.116 muertes y un aumento del 14,1%) y las caídas accidentales (con 3.057 y un incremento del 1,3%). Les sigue los accidentes de tráfico, causa por la que fallecieron 1.943 personas, lo que supuso un 2,8% más que en 2016.

Entre las personas que murieron por accidente de tráfico 406 fueron peatones (de ellos, el 51,7% tenían 70 o más años). Por sexo, fallecieron por estas causas 9.923 hombres (un 1,2% más que en 2016) y 5.914 mujeres (un 0,9% más).

En cuanto a las causas, en los hombres fueron el suicidio (con 2.718 fallecidos), las caídas accidentales (1.603) y los accidentes de tráfico (1.507). Y en las mujeres las caídas accidentales (1.454 fallecidas), el ahogamiento, sumersión y sofocación (1.450) y los suicidios (961).

Dentro de las causas naturales, siendo las enfermedades circulatorias las que más fallecimientos producen, las isquémicas del corazón volvieron a ocupar el primer lugar en número de defunciones con un incremento del 0,8% respecto al año anterior; seguidas de las cerebrovasculares, que descendieron un 0,7%.

Por sexo, las enfermedades isquémicas del corazón fueron la primera causa de muerte en los hombres, causando un 0,3% más de muertes que en 2016; mientras que entre las mujeres fueron las enfermedades cerebrovasculares (con una disminución del 1,2%).

DATOS POR CCAA

Las tasas brutas más elevadas de fallecidos por cada 100.000 habitantes en 2017 correspondieron a Principado de Asturias (1.277,0), Castilla y León (1.195,8) y Galicia (1.182,3). Por su parte, las más bajas se dieron en las ciudades autónomas de Melilla (582,5) y Ceuta (658,9) y en Canarias (705,2).

Las tasas brutas de mortalidad fueron más elevadas en los territorios envejecidos, ya que normalmente hay más defunciones por el efecto de la estructura de la población por edad.

Para corregirlo, se calculan las tasas de mortalidad estandarizadas que representan la mortalidad de la comunidad autónoma si todas tuvieran la misma composición por edad.

En este caso, las regiones con las tasas estandarizadas más elevadas fueron las ciudades autónomas de Ceuta (1.020,4) y Melilla (986,9) y Andalucía (951,9). Por su parte, las tasas estandarizadas más bajas se dieron en Comunidad de Madrid (718,9), Castilla y León (761,8) y La Rioja (769,8).

PRINCIPALES CAUSAS DE MUERTE

Atendiendo a las principales causas de muerte, las mayores tasas brutas de mortalidad por enfermedades del sistema circulatorio se registraron en Principado de Asturias (385,5 fallecidos por 100.000 habitantes), Galicia (358,0) y Castilla y León (349,6).

Si se consideran las tasas estandarizadas, la ciudad autónoma de Melilla registró la mayor tasa de mortalidad por enfermedades del sistema circulatorio (342,4), seguida de Andalucía (309,9) y Región de Murcia (273,1).

Las mayores tasas de defunciones por tumores se dieron en Principado de Asturias (352,1 fallecidos por 100.000 habitantes), Galicia (321,5) y Castilla y León (319,6). Las mayores tasas de mortalidad estandarizadas debidas a tumores se registraron en Principado de Asturias (262,9), ciudad autónoma de Melilla (257,6) y Extremadura (255,4).

Las enfermedades del sistema respiratorio se situaron como tercera causa de muerte en todas las comunidades. Las tasas brutas de mortalidad más elevadas debidas a estas enfermedades se dieron en Castilla y León (155,9 fallecidos por 100.000 habitantes), Extremadura (155,6) y Principado de Asturias (153,3).

La ciudad autónoma de Melilla registró la mayor tasa estandarizada de mortalidad debido a enfermedades del sistema respiratorio (128,2), seguida de Extremadura (127,6) y Región de Murcia (123,5).

Contador