Tres años de cárcel para una mujer por agredir a una doctora y amenazarla de muerte para que le recetara un medicamento

Centro de Salud Arquitecte Bennassar.
Centro de Salud Arquitecte Bennassar. - EUROPA PRESS
Publicado: viernes, 20 enero 2023 11:14

Le hizo presión con un bolígrafo en el cuello y le dijo: "Hágame una caja, hija de puta, te voy a matar si no me haces la receta"

PALMA, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Baleares ha condenado a tres años de cárcel a una mujer por agredir a una doctora de un centro de salud de Palma y amenazarla de muerte para que le hiciera una receta para un ansiolítico.

La Audiencia ha estimado parcialmente un recurso de la acusada y ha rebajado en tres meses la pena de prisión impuesta por un Juzgado Penal. Así, fija la condena en tres años de prisión y establece una orden de alejamiento respecto a la víctima y el centro de salud de 150 metros.

Además, la mujer tendrá que indemnizar a la doctora en 5.300 euros por las lesiones y los daños morales.

El incidente tuvo lugar en septiembre de 2021, una tarde en la que la acusada acudió al centro de salud Arquitecte Bennassar. Allí, entró en la consulta de una médico de familia y le exigió que le recetara el ansiolítico, una benzodiacepina.

La doctora denegó su petición porque ya se le había recetado el medicamento hacía unos días y no era razonable que se hubiera terminado las dosis. La acusada reaccionó agresivamente y comenzó a gritar a la sanitaria. "Hágame una caja, hija de puta, te voy a matar si no me haces la receta", es una de las expresiones que recoge la sentencia.

Los hechos probados de la resolución también reseñan que la mujer agarró a la doctora con fuerza por ambos brazos, que cogió un bolígrafo y se lo puso en el cuello, y que haciendo presión le decía: "Te voy a rajar, te voy a esperar en la puerta del centro, quiero cinco cajas".

Mientras, observaba la pantalla del ordenador para comprobar que la médico le expedía las recetas electrónicas. Una vez conseguido su objetivo, la mujer se marchó del centro y, cuando fue localizada poco después por efectivos de la Policía Nacional, ya había obtenido la medicación en una farmacia.

La mujer fue condenada por un Juzgado por varios delitos de atentado a la autoridad, lesiones y coacciones. La Audiencia rebaja la condena al considerar que se debe castigar la conducta en un concurso de delitos, y no en tres delitos separados.

Contador

Más información

La nova Bicipalma ja està aquí