Los 28 y la Eurocámara pactan crear una reserva europea de capacidades para atajar desastres naturales

Incendio en Portugal
REUTERS / RAFAEL MARCHANTE - Archivo
Publicado 12/12/2018 21:25:00CET

BRUSELAS, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los Veintiocho y el Parlamento Europeo han llegado este miércoles a un acuerdo preliminar para crear una nueva reserva europea de capacidades para atajar de forma más rápida y eficaz los desastres naturales, cada vez más recurrentes en la Unión Europea (UE).

La capacidad, bautizada como 'rescEU', fue propuesta por la Comisión Europea a raíz de los trágicos incendios en el verano de 2017 en Portugal y reforzará el actual Mecanismo de Protección Civil de la UE, en virtud del cual los países aportan sus capacidades nacionales de manera voluntaria para asistir a otro país en caso de desastres naturales y la Comisión Europea cofinancia el transporte de equipos nacionales movilizados bajo el mecanismo.

La reserva, que se utilizará cuando los países no sean capaces de responder a una catástrofe natural con sus propios medios, contará, entre otros, con aviones de extinción de incendios forestales, bombas de agua especiales, equipos de búsqueda y rescate urbano y hospitales de campaña y equipos médicos de emergencia.

El director general de Protección Civil y Emergencias, Alberto Herrera, avanzó en septiembre la posibilidad de incorporar en 2019 medios aéreos españoles para la lucha contra incendios forestales, tipo Canadair, a la reserva 'rescEU'.

El acuerdo entre los Veintiocho y la Eurocámara prevé la cofinanciación para el desarrollo de capacidades destinadas a la reserva, así como de los costes derivados de la utilización de las capacidades nacionales cuando se utilicen para operaciones en el marco del Mecanismo de Protección Civil europeo.

También prevé un aumento de la ayuda financiera para las capacidades registradas en el Grupo Europeo de Protección Civil, especialmente por lo que se refiere a los costes de adaptación, reparación y utilización de las capacidades dentro de la Unión y los costes de transporte para operaciones fuera de la Unión.

Así, los negociadores de los Veintiocho y la Eurocámara han acordado una partida adicional de 205 millones de euros para garantizar fondos suficientes en 2019 y 2020 para financiar la reserva.

Las catástrofes naturales costaron la vida de 200 personas en Europa sólo en 2017, mientras que los costes económicos por daños registrados por estos fenómenos se elevaron a cerca de 10.000 millones de euros en 2016 y ascienden a más de 360.000 millones desde 1980. Sólo los incendios de Portugal en junio y septiembre provocaron daños por valor de unos 600 millones de euros, un 0,34% de su PIB.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha celebrado el acuerdo entre los Veintiocho y la Eurocámara porque "cuando se produce un incendio forestal peligroso o una inundación que desborda la capacidad de respuesta nacional", los ciudadanos "quieren hechos, no palabras", y ha confiado en que la reserva 'rescEU' "ofrecerá una solidaridad concreta" con los países afectados por catástrofes.

Por su parte, el comisario de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Stylianides, ha justificado su creación tras recordar que las catástrofes naturales "no conocen fronteras y el cambio climático está aumentado sus riesgos e impacto".

La negociadora de la Eurocámara, la eurodiputada italiana popular Elisabetta Gardini ha puesto en valor que el acuerdo haya llegado a tiempo para "estar listos antes del próximo verano y evitar otra Grecia en 2018 o Portugal en 2017".

"Lograr un compromiso ha sido más difícil de lo esperado pero al final los principios de solidaridad y protección de la seguridad de nuestros ciudadanos han permitido concluir con éxito nuestro trabajo", ha dicho, insistiendo en que "se necesitaban medios e instrumentos efectivos para salvar vidas".