La 30 edición de la cumbre de la Liga Árabe estará protagonizada por los Altos del Golán y Argelia

Publicado 31/03/2019 8:15:46CET

MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

La decisión de Estados Unidos de reconocer los Altos del Golán como territorio bajo soberanía israelí será una de las protagonistas en la trigésima cumbre anual de Liga Árabe que comienza este domingo en Túnez.

Los representantes de las distintas naciones árabes también estará marcada por las movilizaciones en Argelia, la presión internacional sobre la guerra de Yemen o la influencia de Irán en Oriente Próximo, entre otros asuntos.

No obstante, en esta nueva edición se enfrentan a un nuevo desafío después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmará una proclamación reconociendo la soberanía de Israel sobre los Altos del Golán, ocupados por el Ejército israelí durante la guerra de 1967.

Los Altos del Golán son un territorio que Israel arrebató a Siria durante la Guerra de los Seis Días (1967) y la Guerra del Yom Kipur (1973) y que se anexionó de forma efectiva en 1981, en un movimiento no reconocido por la comunidad internacional.

Este reconocimiento colma otra de las aspiraciones israelíes, después de que el Gobierno de Trump trasladara la Embajada estadounidense de Tel Aviv a Jerusalén, reconociendo así a la Ciudad Santa como capital del país, en contra del consenso internacional sobre la necesidad de que su estatus se acuerde en un eventual diálogo de paz.

EL EMIR DE QATAR ACUDIRÁ A LA CUMBRE A PESAR DEL BOICOT

El emir de Qatar, Tamim bin Hamad al Thani, encabezará finalmente la delegación del país en la cumbre de la Liga Árabe a pesar del boicot del que está siendo objeto por varios países de la región, con Arabia Saudí a la cabeza, según ha informado la agencia oficial QNA.

El rey de Arabia Saudí, Salmán bin Abdulaziz al Saud, ya se encuentra en Túnez porque tiene previsto realizar una visita oficial al país, además de participar en la cumbre.

A principios de junio de 2017, Arabia Saudí, Bahréin, Egipto y Emiratos Árabes Unidos rompieron las relaciones diplomáticas con Qatar y suspendieron todas las comunicaciones terrestres, marítimas y aéreas con esa monarquía del golfo Pérsico, a la que acusaron de patrocinar el terrorismo, acusaciones que el emir niega por completo. Asimismo, no se espera que asistan los líderes de Sudán y Argelia.

Contador