ACNUR, preocupado por la violencia racista en Sudáfrica que ha causado al menos 12 muertes

Publicado 20/09/2019 13:08:13CET
Emprendedor nigeriano en Sudáfrica en su negocio destruído en un ataque xenófobo
Emprendedor nigeriano en Sudáfrica en su negocio destruído en un ataque xenófoboREUTERS / SIPHIWE SIBEKO

MADRID, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) ha expresado este viernes su preocupación por la escalada de violencia en Sudáfrica contra extranjeros, ya sean migrantes, refugiados o solicitantes de asilo, que ha causado ya 12 muertes, y ha alertado sobre la situación que se da principalmente en Katlehong, cerca de Johannesburgo.

"La agencia está muy preocupada por la recurrente violencia, que ya ha causado al menos 12 muertes de extranjeros y sudafricanos", ha asegurado el portavoz de ACNUR, Charlie Yaxley. Al menos 1.500 personas han tenido que dejar sus hogares y las líneas de ayuda de ACNUR han recibido numerosos informes de casas y negocios de extranjeros incendiados, aumento de la actividad de bandas criminales y un aumento de casos de violencia sexual y de género.

"Muchos extranjeros en Sudáfrica tienen miedo de ir a trabajar y seguir con su día a día, aunque no tengan ninguna otra fuente de ingresos", ha asegurado Yaxley. Los refugiados y solicitantes de asilo son aún más vulnerables debido a la falta de documentación y acceso a servicios básicos como sanidad y educación.

De hecho, el portavoz ha confirmado que unas 800 personas han buscado refugio en centros comunitarios de Katlehong, y muchas otras ya han abandonado el país de vuelta a su lugar de origen, entre ellos 73 malauíes, 138 mozambiqueños, 314 nigerianos y 72 zimbabuenses.

"La agencia está fortaleciendo su presencia operativa y de respuesta en Sudáfrica para garantizar la seguridad de los refugiados" y está trabajando conjuntamente con el Gobierno sudafricano, ONG de Derechos Humanos, miembros de la sociedad civil y otras agencias de la ONU, ha explicado Yaxley. ACNUR está enviando personal y equipos para ayudar con tratamiento psico-social, refugio y asistencia legal entre otras cuestiones.

Yaxley ha afirmado que se están estableciendo contactos con las comunidades de acogida para fortalecer la cohesión social y que expertos en protección de la infancia y prevención de la violencia sexual llegarán pronto al país.

Asimismo, ha instado a las autoridades a tomar cualquier medida necesaria para garantizar la seguridad y bienestar de las personas, sin escatimar en los esfuerzos necesarios para frenar este auge de violencia. Aquellas personas que hayan cometido actos criminales deben responder ante un tribunal, ha defendido el portavoz de ACNUR.

La agencia ha considerado que el Plan de Acción Nacional para Combatir el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y la Intolerancia debe ser implementado lo más rápido posible y dotado de suficientes recursos. "Aquellas personas con voz en la escena pública tienen la responsabilidad de asegurarse de que su lenguaje no empeora la situación y de que los migrantes no se convierten en chivos expiatorios para retos socio-económicos complicados", ha finalizado Yaxley.

Contador

Para leer más