ACNUR prevé recaudar este año poco más de la mitad del dinero requerido para atender a los refugiados

Solicitantes de asilo de Etiopía en un campamento de refugiados en Kenia
REUTERS / BAZ RATNER - Archivo
Publicado 12/10/2018 11:09:21CET

MADRID, 12 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) ha alertado de un descenso en el dinero que la comunidad internacional dedica a la atención de desplazados y refugiados en todo el mundo, hasta el punto de que la organización solo prevé recaudar este año poco más de la mitad de los fondos que ha solicitado para cubrir sus programas.

A nivel mundial, la ONU estima que 68,5 millones de personas han tenido que abandonar sus hogares, una cifra sin precedentes y que añade tanto presión política como económica. ACNUR ha advertido de que, mientras el número de desplazados y refugiados no deja de aumentar, los fondos de los donantes caen cada vez más.

La agencia prevé que la financiación caiga este año al 55 por ciento de los 8.200 millones de dólares (unos 7.100 millones de euros) necesarios. El dato representa un nuevo descenso en relación a años anteriores, ya que en 2017 se logró recaudar el 56,6 por ciento de los fondos requeridos y en 2016 la proporción alcanzó el 58 por ciento, según datos del Servicio de Relación con Donantes y Movilización de Recursos de ACNUR.

La organización ha subrayado que estas carencias están afectando ya a las personas refugiadas y desplazadas, en la medida en que se ha detectado ya "incremento de los casos de malnutrición, saturación de instalaciones médicas, deterioro de viviendas y refugios, hacinamiento de los niños y niñas en las aulas y descenso de matriculación escolar". También aumentan los riesgos para la protección debido a la escasez de personal para atender a los menores no acompañados o víctimas de violencia sexual.

ACNUR ha expresado su especial preocupación por crisis concretas como la de Burundi, para la cual sólo se han recibido un 28 por ciento de los 206 millones de dólares que hacen falta. El impacto sobre las 400.000 personas refugiadas en países vecinos es "grave", ha advertido en un comunicado en el que ha alertado de la reducción de las raciones de comida, el mal estado de instalaciones clave o la congelación del programa de asistencia económica en efectivo.

Las carencias se repiten en el caso de la crisis de República Democrática del Congo (RDC), en el marco de la cual se ha obtenido únicamente un 31 por ciento de los 369 millones de dólares solicitados por ACNUR y sus socios, mientras que en el caso de Afganistán, los 304 millones de dólares están financiados solo al 32 por ciento.

La tónica se repite en Sudán del Sur (33 por ciento de 783 millones de dólares), Siria (35 por ciento de 1.968 millones de dólares) y Somalia (37 por ciento de 522 millones de dólares), según los datos de ACNUR, que agradece especialmente la colaboración de los donantes que no destinan dinero a crisis concretas sino que permiten a la organización redirigirlo allí donde más se necesite.