ACNUR teme que los 1,9 millones de expulsados del registro civil de Assam (India) se conviertan en apátridas

Publicado 01/09/2019 12:47:08CET
Una mujer busca su nombre en una lista del registro civil de Assam
Una mujer busca su nombre en una lista del registro civil de Assam - REUTERS / ANUWAR HAZARIKA

MADRID, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi, ha instado este domingo a prevenir que los 1,9 millones de residentes del estado nororiental indio de Assam que han sido eliminados en las últimas horas del registro civil como parte de una iniciativa del Gobierno indio contra la inmigración ilegal, acaben convirtiéndose en apátridas.

"Cualquier proceso que pueda dejar a un gran número de personas sin nacionalidad sería un enorme golpe para los esfuerzos mundiales para erradicar la apatridia", ha avisado Grandi antes de pedir a India que garantice "el acceso adecuado a la información, la asistencia jurídica y los recursos legales acorde a los más altos estándares de debido proceso".

El resentimiento contra los inmigrantes ilegales se ha cocido a fuego lento durante años en Assam, uno de los estados más pobres de India. Los residentes culpan a los extranjeros, muchos de los cuales se dice que provienen de la vecina Bangladesh, por robarles sus empleos y tierras.

Las autoridades verificaron los documentos presentados por aproximadamente 33 millones de personas para un borrador publicado el año pasado en el Registro Nacional de Ciudadanos (NRC) de Assam, que dejó sin ciudadanía a cuatro millones de residentes del estado, muchos de ellos hindúes. La lista final ahora excluye, aproximadamente, a 1.900.000 personas, según ha hecho saber el coordinador del registro, Prateek Hajela.

Los críticos acusan al partido nacionalista hindú gobernante del primer ministro de avivar el sentimiento contra los inmigrantes ilegales y abusar del registro para atacar incluso a ciudadanos musulmanes legales. Su mano derecha y ministro del Interior, Amit Shah, les ha descrito como "termitas".

En respuesta, ACNUR ha pedido las autoridades del país que "se abstengan de detener o deportar a cualquier persona cuya nacionalidad no haya sido verificada a través de este proceso", y ha reafirmado su oferta de apoyo a Nueva Delhi para "determinar la nacionalidad de las personas y evitar la apatridia de acuerdo con su mandato y las normas internacionales".

Para leer más