Una agencia federal alerta a empresas alemanas de que podrían haber sufrido ciberataques desde China

Ciberseguridad, hacker, imagen de recurso
PIXABAY - Archivo
Actualizado 19/12/2018 9:32:10 CET


BERLÍN, 19 (Reuters/EP)

La Agencia Federal para la Seguridad de la Información (BSI) ha emitido una alerta a varias empresas germanas que aparecen mencionadas por Estados Unidos como posibles víctimas de ciberataques lanzados desde China, según ha informado el diario 'Sueddeutsche Zeitung'.

Según esta agencia de seguridad federal alemana, se ha registrado un aumento de las actividades contra empresas germanas desde China. "Empresas de ingeniería, de investigación de materiales y algunas grandes empresas comerciales son el centro de atención para los hackers", ha señalado el rotativo germano.

Los expertos en ciberseguridad llevan tiempo alertando de que Alemania, con su alto nivel de experiencia y desarrollo tecnológico, es un objetivo especialmente atractivo para ciberataques de todo tipo, incluidos los lanzados por actores estatales.

Estados Unidos está inmerso en un conflicto comercial con China y un alto responsable de la Inteligencia estadounidense aseguró la semana pasada que la actividad cibernética de China en Estados Unidos ha aumentado en los últimos meses, atacando infraestructuras críticas.

Los fiscales de Estados Unidos tienen previsto imputar a hackers chinos implicados en una operación de ciberespionaje conocida como 'Cloudhopper', dirigida contra empresas proveedoras de servicios tecnológicos y sus clientes, según fuentes conocedoras del proceso.

'Cloudhopper' se ha encontrado en intentar hackear empresas de almaceniamiento de datos y de servicios de software, así como compañías de servicios en la nube que almacenan datos de firmas de Estados Unidos y de agencias federales.

El diario 'Sueddeutsche Zeitung' ha señalado que los ataques de la operación 'Cloudhopper' son todavía poco frecuentes en Alemania en relación con los ciberataques originados desde Rusia. Según el rotativo, no hay ciberataques con víctimas cada semana sino un ataques más centrados y que podrían tener efectos mayores.

En septiembre, el entonces jefe de la agencia de Inteligencia interior alemana señaló que un número creciente de países pueden hackear redes de ordenadores e instalar programas maliciosos para sabotear redes de infraestructuras en un país.