Publicado 18/11/2020 21:32CET

La AIEA acusa a Irán de realizar actividades nucleares con centrifugadoras en las instalaciones de Natanz

El director de la AIEA, Rafael Grossi.
El director de la AIEA, Rafael Grossi. - Michael Sohn/AP-Pool/dpa

MADRID, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

El director de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), Rafael Grossi, ha acusado este miércoles al Gobierno iraní de poner en marcha algunas de sus centrifugadoras avanzadas en las instalaciones nucleares de Natanz.

En una rueda de prensa, Grossi ha confirmado que, si bien esto no supone directamente un aumento significativo de la "capacidad de enriquecimiento de uranio" de Irán, las 174 centrifugadoras de Natanz han sido trasladadas a una nueva área donde ya habrían sido puestas en marcha.

"Allí hay varias instalaciones y las centrifugadoras han sido transferidas desde la planta de uranio enriquecido a la planta de combustible", ha explicado antes de señalar que en términos generales "siguen enriqueciendo uranio al mismo ritmo al que venían haciéndolo".

Aún así, ha matizado que ninguna de las dos cosas están contempladas en el acuerdo nuclear firmado en 2015. "Este límite ya fue sobrepasado hace tiempo", ha recalcado.

Respecto al enriquecimiento de uranio, Grossi ha detallado que al realizar traslados en las instalaciones "están desconectándose cosas", lo que lleva una congelación de los valores. No obstante, ha hecho hincapié en que "los números siguen incrementando de forma constante" y ha afirmado que "no se producirá un aumento brusco, pero seguirán enriqueciendo cada vez más uranio" paulatinamente.

Asimismo ha especificado que la AIEA ha pedido a Teherán que explique los hallazgos realizados por los inspectores de la organización, pero ha lamentado que las explicaciones obtenidas por el momento "no son satisfactorias".

En este sentido ha recordado que las actividades en estas instalaciones no son de carácter "académico" y ha manifestado que hasta agosto los inspectores no lograron el acceso necesario a las instalaciones.

URANIO ENRIQUECIDO

El último informe de la AIEA muestra que la agencia, tras llegar a un acuerdo con el Gobierno iraní, ha logrado acceder a dos instalaciones que no habían sido previamente declaradas. Allí ha realizado una serie de inspecciones y un inventario de material nuclear.

La agencia, no obstante, sigue realizando actividades de verificación de materiales declarados bajo el acuerdo. "La presencia de múltiples partículas de uranio de origen antropogénico, incluidas las partículas alteradas isotópicamente, en un lugar no declarado ante la AIEA aún debe ser esclarecido por Irán para disipar cualquier posible preocupación acerca de la exactitud y la integridad de sus declaraciones", ha dicho Grossi.

La semana pasada la agencia alertó de que Irán había incrementado sus reservas de uranio enriquecido y estaría actualmente almacenando doce veces más del nivel autorizado bajo el acuerdo nuclear firmado en 2015.

Estipulaba así que Irán contaría ahora con 2.400 kilogramos de uranio enriquecido, una cifra que ha aumentado considerablemente desde el pasado mes de septiembre, cuando la AIEA advertía de que el país contaba con diez veces más lo acordado.

Aunque se encuentra muy por encima de lo pactado está lejos de lo que tenía en su poder antes de firmar el acuerdo con Reino Unido, Estados Unidos, Francia, Alemania, Rusia y China.

Teherán comenzó a ignorar el contenido del acuerdo el año pasado después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, decidiera retirarse del mismo y volver a imponer sanciones contra Irán.

Contador

Para leer más

Lo más leído

  1. 1

    La Tierra viaja más rápido y está más cerca del centro de la galaxia

  2. 2

    Un hombre de 27 años recibe cuatro heridas por arma blanca junto a la estación de Cercanías de Asamblea

  3. 3

    Júpiter y Saturno sobrevivirán al Sol expandido pero no saldrán ilesos

  4. 4

    Ahsoka Tano revela el nombre real de Baby Yoda y su pasado en The Mandalorian

  5. 5

    Se descubre la verdadera cara de Doña Ana, la matriarca de Cantora