Alabama ejecuta a un hombre de 46 años por matar a un pastor en 1991

Publicado 31/05/2019 5:09:35CET

ALABAMA, 31 May. (Reuters/EP) -

El estado norteamericano de Alabama ha ejecutado este jueves a un hombre de 46 años acusado por matar a un pastor y herir a su mujer con una espada y una daga cuando robaba en su casa tres días antes de Navidad en 1991, según ha informado el Departamento de reformatorios del estado.

Christopher Price ha sido ejecutado por inyección letal y su muerte ha sido pronunciada a las 19.31 (hora local) en la Instalación William C. Holman, según ha señalado un portavoz del Departamento de reformatorios de Alabama.

"Un hombre es mucho más que su peor error", ha recalcado Price en sus últimas palabras, según ha recogido el Departamento.

Estaba previsto que Price fuera ejecutado el 11 de abril, pero el Tribunal de Apelaciones del 11º Circuito de Estados Unidos emitió una suspensión al procedimiento de inyección letal del estado. El Tribunal Supremo más tarde dictaminó que Alabama podría seguir adelante con la ejecución.

Price fue declarado culpable y condenado a muerte en 1993 por el asesinato de Wiliam Lynn, un pastor, en su casa en Bazemore, en Alabama, el 22 de diciembre de 1991.

Lynn y su mujer, Bessie, acababan de volver a casa de la iglesia y estaban recogiendo los regalos de Navidad para sus nietos cuando dos ladrones cortaron la electricidad de la vivienda y atacaron a la pareja con una espada y una daga, según documentos judiciales.

Lynn murió a causa de sus heridas, mientras su esposa sobrevivió a las heridas que sufrió en la cabeza, manos y pecho.

Price fue detenido siete días después y admitió que había participado en el robo, pero dijo que no había hecho daño a la pareja, según documentos judiciales.

Las autoridades dijeron que Kelvin Coleman, quien fue acusado de ser cómplice de Price, se declaró culpable de asesinato y robo y está cumpliendo una cadena perpetua sin libertad condicional.

Price fue el noveno recluso en Estados Unidos y el tercero en Alabama en ser ejecutado en 2019, según el Centro de Información sobre Penas de Muerte, que registra las ejecuciones.

Para leer más