Alemania dice que la decisión de EEUU de retirar tropas de Siria podría "dañar" la lucha contra Estado Islámico

Heiko Maas
REUTERS / POOL NEW
Publicado 21/12/2018 12:21:32CET

BERLÍN, 21 Dic. (DPA/EP) -

El ministro de Exteriores de Alemania, Heiko Maas, se ha mostrado crítico este viernes con la decisión de Estados Unidos de retirar sus tropas de Siria y ha recalcado que podría "dañar" la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico.

"Existe el riesgo de que las consecuencias de esta decisión dañen la lucha contra Estado Islámico y pongan en peligro los éxitos logrados", ha dicho. "Estado Islámico ha retrocedido, pero la amenaza no ha terminado", ha recalcado.

El Ministerio de Exteriores alemán ha señalado que está en contacto con Estados Unidos y que aún existen muchas cuestiones sin aclarar. "En los próximos días y semanas tendremos que discutir qué consecuencias tiene esta decisión en la estrategia de la coalición contra el Estado Islámico", han dicho fuentes de la cartera.

Alemania participa con un avión de reconocimiento 'Tornado' y un avión cisterna en la lucha internacional contra Estado Islámico en Irak y Siria. Además, los soldados alemanes en Irak entrenan a las fuerzas de seguridad del país asiático.

Las palabras de Maas han llegado horas después de que la ministra de Defensa francesa, Florence Parly, afirmara que la decisión de Washington es "extremadamente dura" y resaltara que la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico "debe ser terminada".

"Estado Islámico no ha sido eliminado del mapa, y tampoco lo han sido sus raíces, por lo que es necesario derrotar militarmente de forma definitiva los últimos escondites de esta organización terrorista", dijo, en una entrevista a la emisora francesa RTL.

Así, Parly sostuvo que "si bien el 'califato' territorial no es lo que fue en 2014 y se está reduciendo, sigue quedando un lugar al que los yihadistas se han retirado". Por ello, recalcó que Francia "está muy comprometido con esta lucha hasta el fin de Estado Islámico".

"El riesgo de no terminar el trabajo es permitir que estos grupos continúen y reinicien sus actividades en su territorio, así como en Europa", advirtió la ministra de Defensa de Francia.

LA DECISIÓN DE EEUU

Estados Unidos expresó el jueves ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas su compromiso para lograr la "destrucción permanente" de Estado Islámico en Siria y destacó que seguirá presionando para conseguir que las fuerzas respaldadas por Irán abandonen el país.

Durante una reunión del Consejo de Seguridad, el diplomático estadounidense Rodney Hunter, coordinador político de la misión de Estados Unidos ante la ONU, no mencionó la decisión del presidente norteamericano, Donald Trump, de ordenar la retirada de las tropas de Siria.

Según el magnate neoyorquino, el repliegue militar se debe a que Estado Islámico ha sido derrotado, la "única razón" que tenía Estados Unidos para permanecer en el país. "Hemos derrotado a ISIS --acrónimo del grupo-- en Siria, mi única razón para estar ahí durante la Presidencia Trump", indicó el mandatario en su cuenta de Twitter.

Hunter, por su parte, aseveró que "Estados Unidos sigue comprometido con la total destrucción de Estado Islámico, así como otros grupos terroristas en Siria y en todo el mundo". "Utilizaremos todos los instrumentos a nuestro alcance para presionar a favor de una retirada de las fuerzas que cuentan con el apoyo de Irán", explicó.

En este sentido, subrayó que "seguirá trabajando con los aliados en la lucha contra el terrorismo". "Estados Unidos también trabajará con estados que piensen de forma parecida, con Naciones Unidas y con la oposición siria, en un intento por acabar con este conflicto de forma diplomática", zanjó.

El grupo yihadista ha quedado recluido en algunos puntos de la provincia siria de Deir Ezzor en la orilla oriental del río Éufrates, cerca de la frontera con Irak --donde fue derrotado militarmente a finales de 2017--, y zonas del desierto sirio.

Estado Islámico ha seguido perpetrando atentados de forma frecuente en Irak y ha lanzado varias ofensivas en los últimos meses en Siria para intentar expandir sus territorios y reducir la presión a la que se está viendo sometido.