Anulada la condena a prisión a una periodista del 'The Wall Street Journal' por un artículo sobre el PKK

Carro de combate turco en el sureste del país
STRINGER TURKEY / REUTERS - Archivo
Publicado 14/11/2018 12:48:58CET

ESTAMBUL, 14 Nov. (Reuters/EP) -

Un tribunal turco ha decidido anular la condena a dos años de prisión impuesta en rebeldía a la periodista colaboradora del diario estadounidense 'The Wall Street Journal' Ayla Albayrak por difundir supuestamente propaganda de milicianos kurdos con la publicación de una noticia sobre enfrentamientos de las fuerzas de seguridad y milicianos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

La decisión del tribunal turco supone el archivo de toda la investigación y llega en un momento en el que el Gobierno de Ankara está intentando mejorar las relaciones con sus aliados occidentales, que se habían visto deterioradas por la preocupación por la situación de los Derechos Humanos en el país desde el fallido golpe de Estado de 2016.

Ayla Albayrak, una periodista con nacionalidad turca y finesa, fue condenada en 2017 a dos años de prisión por una noticia de 2015 sobre unos enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad kurdas y milicianos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el sureste de Turquía.

"La comida negra de una parte de mi vida llamada 'un juicio' ha terminado finalmente. Han sido exactamente tres años desde que la investigación comenzó en noviembre de 2015 por una noticia del 'The Wall Street Journal'", ha explicado Albayrak, en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter. "Esta decisión es un alivio para mí y para mi familia pero no es una señal real de una mayor libertad de prensa en Turquía", ha apostillado.

El tribunal turco ha decidido archivar el caso por razones de procedimiento pero no se ha pronunciado sobre los cargos presentados, según ha contado el diario 'The Wall Street Journal'. "Estamos contentos por el hecho de que el tribunal de apelación haya decidido legítimamente anular la injusta condena de Ayla Albayrak", ha afirmado el director del diario, Matt Murray.

El rotativo defendió la noticia de la periodista como un artículo equilibrado y una muestra objetiva de periodismo. Los abogados de Albayrak argumentaron durante el proceso que no había pruebas para respaldar las acusaciones contra la reportera.

Tras el fracaso del alto el fuego de 2015, el conflicto entre el PKK y las fuerzas de seguridad turcas se reactivó. En las últimas fechas, Turquía ha intentando relanzar sus relaciones con la Unión Europea tras una serie de reproches mutuos tras el fallido intento de golpe de Estado de 2016.

El Gobierno de Ankara ha acusado a Europa de haber dado refugio a personas vinculadas con la asonada militar, mientras que la Unión Europea ha criticado las decenas de miles de arrestos realizados por las autoridades turcas por el golpe y el cierre de unos 130 medios de comunicación.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha sostenido que algunos periodistas han apoyado a terroristas con sus artículos y ha justificado la campaña de arrestos con el argumento de que hay que garantizar la estabilidad en el país.

Turquía ocupa el puesto 157 de un total de 180 países en el Índice Mundial de Libertad de Prensa realizado en 2018 por la organización no gubernamental Reporteros Sin Fronteras (RSF), con 29 periodistas encarcelados.

En noviembre, Turquía y Estados Unidos se retiraron mutuamente las sanciones en un intento por mejorar las relaciones bilaterales, deterioradas desde la detención de un pastor cristiano estadounidense que luego fue puesto en libertad.