Actualizado 22/12/2007 22:03 CET

Argentina.- El Gobierno defiende la adquisición de acciones de Repsol-YPF por un grupo argentino

BUENOS AIRES, 22 Dic. (EP/AP) -

El Gobierno defendió hoy la compra de casi el 15 por ciento de las acciones de la empresa petrolera española Repsol-YPF por un grupo empresarial argentino, operación criticada por un sector de la oposición.

Alberto Fernández, jefe de Gabinete, calificó de "muy saludable" la compra realizada por el Grupo Petersen, que preside el banquero argentino Enrique Eskenazi, dedicado también a la industria de la construcción.

"Los argentinos tendríamos que estar contentos de que capitales argentinos estén recuperando parte de YPF", dijo Fernández a la prensa.

La ex empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), creada en 1922, fue privatizada durante la década de 1990 por el entonces presidente Carlos Menem, quien se deshizo de casi todo el sector económico estatal.

Menem fue muy criticado por esta medida, ya que, argumentaba la oposición casi ningún país con reservas petroleras se desprende de una compañía estatal de este sector dada la creciente importancia mundial de los recursos energéticos.

El ex presidente Néstor Kirchner, que transfirió el Gobierno a su esposa, la actual mandataria Cristina Fernández, el 10 de diciembre, había expresado reiteradas veces su propósito de recuperar una presencia argentina, estatal o privada, en la industria petrolífera.

Ayer mismo, la ex candidata presidencial opositora Elisa Carrió dijo que "Eskenazi es (Néstor) Kirchner", refiriéndose a la buena relación del empresario con el ex mandatario. Otro dirigente opositor, el senador Gerardo Morales, de la Unión Cívica Radical (UCR) calificó la venta de "un mero negocio".

El jefe de Gabinete desestimó que nadie pueda imponerle un socio al Gobierno español o a un empresa de la importancia de Repsol. "Esto demuestra la formidable incapacidad que caracteriza a la oposición. No se puede hablar con tanta impericia", añadió.

Eskenazi firmó ayer en Madrid un principio de acuerdo con el presidente de Repsol, Antoni Brufau, para la adquisición de un 14,9% del capital social de Repsol-YPF, por 2.235 millones de dólares (unos 1.556 millones de euros).

El acuerdo se concretó estimando el valor total del paquete accionarial de Repsol-YPF en 15.000 millones de dólares. Se estableció que el Grupo Petersen puede ampliar su participación hasta el 25%, mediante una opción de compra de un para un 10,1% adicional.

El Grupo Petersen adquirió las acciones de Repsol-YPF a través de una operación financiada por cuatro bancos internacionales, además de un préstamo de la propia Repsol, por valor de 1.015 millones de dólares (unos 707 millones de euros).