Publicado 24/10/2017 20:14CET

Arreaza acusa a Santos de tener una "obsesión fatal" con Venezuela por sus críticas a la Constituyente

Jorge Arreaza
REUTERS / MARCO BELLO

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, ha acusado este martes al presidente colombiano, Juan Manuel Santos, de tener una "obsesión fatal" con el país vecino por criticar la toma de posesión de los gobernadores opositores ante la Asamblea Constituyente.

"El presidente Juan Manuel Santos no tiene límites en su obsesión fatal, injerencista y grosera contra la democracia y soberanía de Venezuela", ha escrito Arreaza en Twitter.

El jefe de la diplomacia venezolana ha criticado que Santos arremeta contra "la integridad moral y política" de estos gobernadores, entrometiéndose en los asuntos internos de otro Estado.

Además, ha aprovechado para devolver el golpe a Santos, subrayando que "el proceso de paz en Colombia pende de un hilo por la conflictividad interna".

Santos lamentó el lunes la decisión de cuatro de los cinco gobernadores opositores elegidos en los comicios regionales que se celebraron el 15 de octubre en Venezuela de jurar ante la Asamblea Constituyente. "Es el máximo abuso de poder", dijo y defendió que "el poder debe tener límites".

Estos cuatro gobernadores incumplieron las órdenes de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) de no prestar juramento ante la Asamblea Constituyente, que no reconocen ni la coalición opositora ni la comunidad internacional por considerar que se ha apropiado ilegalmente de los poderes del Estado venezolano, a excepción del Ejecutivo.

Solo Juan Pablo Guanipa, gobernador electo por Zulia, ha acatado las instrucciones de la MUD y este martes ha tomado posesión del cargo ante el Consejo Legislativo del estado venezolano en medio de enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y simpatizantes opositores.

Los 18 gobernadores 'chavistas' ya prestaron juramento la semana pasada ante la Asamblea Constituyente y el presidente venezolano, Nicolás Maduro, advirtió a los cinco opositores de que, si no hacían lo mismo, habría que cubrir sus vacantes en los gobiernos regionales.

La crisis que arrastra Venezuela desde hace años ha tensado las relaciones bilaterales, que se recompusieron con la llegada de Santos a la Presidencia y se consolidaron con el rol del Palacio de Miraflores en el proceso de paz con la antigua guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Para leer más