Publicado 10/02/2015 07:45CET

Al Assad asegura que su Gobierno recibe información de la coalición internacional contra el Estado Islámico

MADRID, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Siria, Bashar al Assad, ha asegurado este martes que su Gobierno recibe información de la coalición internacional contra el grupo extremista Estado Islámico, si bien ha descartado la existencia de una cooperación directa desde el inicio de los bombardeos en Siria en septiembre de 2014.

Así, el mandatario sirio ha sostenido que terceros países, entre ellos Irak, han estado facilitando "información" a Damasco acerca de estas operaciones, según ha informado la cadena de televisión británica BBC.

"A veces envían un mensaje, un mensaje general, pero no hay detalles tácticos. No existe un diálogo. Hay, digamos, información, pero no un diálogo", ha explicado.

Varios países integrantes de la coalición internacional han negado estar cooperando con el Gobierno sirio, y muchos de ellos han reclamado en numerosas ocasiones que Al Assad abandone el poder para iniciar una transición democrática en el país.

Sin embargo, el avance de los milicianos del Estado Islámico en importantes sectores de Irak y Siria han llevado a parte de la comunidad internacional a centrarse en la amenaza que supone el grupo, aparentemente aplazando la necesidad del cambio de régimen en el país árabe.

En este sentido, Al Assad ha descartado unirse a esta coalición. "No, no podemos y no queremos, por una simple razón: no podemos aliarnos con países que apoyan al terrorismo", ha sostenido.

El presidente sirio no ha dado detalles acerca de estas acusaciones, si bien las autoridades han criticado en numerosas ocasiones a varios países de la región por prestar apoyo a grupos extremistas y a la oposición moderada armada, a la que también considera como "terrorista".

Así, ha subrayado que no existen grupos moderados armados en el país y que la presencia se limita al Estado Islámico y al Frente al Nusra, rama de la organización terrorista Al Qaeda en Siria.

Pese a ello, ha recalcado que no está en contra de cooperar con otros países para combatir al Estado Islámico, si bien se ha negado a mantener conversaciones con el Gobierno estadounidense alegando que Washington "no habla con nadie, salvo que sea una marioneta", al tiempo que ha acusado a Estados Unidos de "pisotear fácilmente el Derecho Internacional".

NIEGA EL USO DE 'BARRILES BOMBA'

Por otra parte, Al Assad ha negado que el Ejército esté usando 'barriles bomba' --contenedores cilíndricos cargados con explosivos y metralla-- contra las zonas controladas por los rebeldes, describiendo las acusaciones como "historias infantiles". "Tenemos bombas, misiles y balas. No hay 'barriles bomba', no tenemos barriles", ha apuntado.

"Conozco el Ejército. Usa balas, misiles y bombas. No he oído que use barriles ni ollas de cocina. No hay (un uso de) armas indiscriminadas. Cuando disparas, apuntas, y cuando disparas, cuando apuntas, lo haces a terroristas para proteger a los civiles (...) No puede haber guerra sin víctimas", ha dicho.

Activistas pro Derechos Humanos han asegurado que el Ejército utiliza 'barriles bomba' que lanza desde helicópteros que vuelan a elevada altitud para evitar los disparos de las baterías antiaéreas, lo que impide que disparen con precisión.

En esta misma línea, Al Assad ha negado que las fuerzas gubernamentales hayan usado gas de cloro como arma, a pesar de las investigaciones llevadas a cabo por la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPCW), que afirmó que al menos trece personas murieron en tres ataques perpetrados con este gas en 2014.

Por último, ha defendido los bloqueos a las zonas controladas por los rebeldes en varias zonas del país, negando que afecten a la población civil. "En la mayoría de las zonas controladas por los rebeldes, los civiles huyen y vienen a nuestras zonas. La mayoría de las áreas que rodeamos y atacamos cuentan sólo con presencia de milicianos", ha remachado.

Para leer más