Al Assad reconoce cierta escasez de efectivos en la guerra siria

Publicado 26/07/2015 13:46:04CET
Discurso de Bashar Al Assad julio 2015
SANA

BEIRUT, 26 Jul. (Reuters/EP) -

El presidente de Siria, Bashar al Assad, ha comparecido de nuevo ante la población en un discurso televisado donde ha vuelto a insistir en la inviabilidad de una solución política del conflicto sirio y ha reconocido cierta escasez de efectivos a la hora de disputar los numerosos frentes abiertos en la guerra, que ha obligado a sus fuerzas a seleccionar con cuidado sus batallas.

"No hay soluciones de compromiso", ha declarado Al Assad, que ha explicado a la población que sus fuerzas han preferido "centrarse en zonas clave a costa de ceder otras zonas de batalla". Actualmente el Ejército sirio está luchando simultáneamente contra Estado Islámico, otras milicias islamistas como el Frente al Nusra, grupos kurdos y la coalición rebelde, con el apoyo de la milicia libanesa de Hezbolá y "expertos militares iraníes". "Debemos definir las regiones que son importantes en las que las Fuerzas Armadas resisten para que no se hundan las demás zonas", ha asegurado.

Por todo ello, Al Assad, en el cuarto año de guerra, ha reconocido que, si bien "el Ejército está capacitado para defender a la población, existe cierta escasez a lo que capacidad humana se refiere". Precisamente ayer, el presidente decretó una amnistía general para todos los desertores con la esperanza de que algunos de ellos puedan regresar a las filas del Ejército.

Las fuerzas assadistas han sufrido importantes derrotas desde marzo en particular en la provincia de Idlib (noroeste), controlada ahora en su mayoría por una alianza en la que participa la filial siria de Al Qaeda, el Frente al Nusra. Además, en el sur del país han conseguido avances los grupos armados afines a la oposición. Mientras, Estado Islámico arrebató en mayo al Ejército la histórica ciudad de Palmira.

ACUSACIONES CONTRA OCCIDENTE

En su intervención, Al Assad ha acusado además a Estados Unidos y sus aliados de actuar hipócritamente en lo que al terrorismo se refiere. "Lo llaman terrorismo contra va contra ellos y revolución, libertad, democracia y Derechos Humanos cuando nos atacan a nosotros", ha reprochado, según recoge la agencia de noticias oficial, SANA.

"¿Cómo pueden combatir el terrorismo los mismos que han plantado sus semillas?", se ha preguntado Al Assad, al tiempo que ha reivindicado que los sirios dependen solo de ellos mismos.

Sí ha reconocido la postura de Rusia y China, que se han convertido en "una válvula de seguridad que ha evitado la transformación del Consejo de Seguridad en una herramienta para amenzar a los pueblos y en una plataforma para agredir a estados, a Siria en particular".

También se ha referido a Irán y a sus ayudas, ya que "no es la batalla de un Estado, un Gobierno o un presidente, sino la batalla de un eje que no representa a ningún estado, sino la independencia, dignidad, intereses nacionales y estabilidad de las patrias".

Así, ha elogiado a las milicias del grupo libanés Hezbolá. "La sangre de nuestros hermanos de la resistencia libanesa se ha mezclado con la sangre sus hermanos del Ejército y han tenido una función importante y una actuación eficaz junto al Ejército en sus logros", ha destacado.

Sobre la "oposición extranjera" ha denunciado que recibe órdenes de sus jefes en el extranjero y la ha contrastado con la oposición intgerna que "participa con nosotros para superar la crisis". "El jefe es el jefe y utilizan el terrorismo como herramienta", ha señalado.

A pesar de todo, las instituciones del Estado "siguen haciendo su trabajo aunque a niveles mínimos" debido a la guerra. "Hay soldados, trabajadores, ingenieros, médciso, artesanos y otras muchas personas anónimas que trabajan noche y día", ha destacado.

Para leer más