27 de febrero de 2020
 
Actualizado 02/08/2019 21:32:44 CET

Aumentan a cuatro los casos de ébola detectados en la ciudad congoleña de Goma

Administración de la vacuna del ébola en Goma
Administración de la vacuna del ébola en Goma - REUTERS / OLIVIA ACLAND

  MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

Los equipos médicos han confirmado un cuarto caso de ébola en la ciudad congoleña de Goma, los dos últimos vinculados a un hombre que perdió la vida esta misma semana, según un nuevo balance del Gobierno de República Democrática del Congo (RDC).

El segundo paciente, identificado como un hombre de 46 años, falleció el miércoles después de que, según las autoridades, acudiese demasiado tarde al médico. Contrajo el ébola al desplazarse a una zona minera de la provincia de Ituri, una de las dos afectadas por el brote, según el portal Actualité.

En este sentido, el doctor Jean-Jacques Muyembe, responsable de la secretaría técnica para la respuesta contra el ébola, ha indicado que el segundo paciente "tardó al menos diez días" en acudir a un centro médico tras presentar síntomas.

"Se presentó en un estado muy avanzado. Falleció al día siguiente", ha manifestado, antes de agregar que entre las personas a las que ha contagiado el virus figuran su esposa y sus diez hijos.

En total, los servicios médicos han rastreado a casi 200 personas que tuvieron un contacto con este hombre para tratar de contener la expansión de la enfermedad, tal y como ha recogido la agencia de noticias Reuters.

Muyembe ha recalcado que "Goma es un punto importante" en la lucha contra el brote debido a que se encuentra en la frontera con Ruanda y es un punto de transporte hacia la capital, Kinshasa.

"Haremos todo lo posible para que la epidemia no continúe en Goma", ha manifestado, antes de indicar que "la mayoría de los contactos (del segundo paciente) habían sido vacunados". "Hacemos todo lo posible para que el virus no atraviese las fronteras", ha remachado.

Naciones Unidas y las ONG que colaboran en la emergencia han dado la voz de alarma por la falta de control de un brote que precisamente este 1 de agosto cumple su primer aniversario. En julio, entre 80 y 100 personas fueron diagnosticadas cada semana, lo que ha elevado a casi 2.700 el número de contagios.

El número de fallecidos ya supera los 1.800 y preocupa especialmente que Goma pueda convertirse en un nuevo foco del brote, en la medida en que en esta ciudad viven unos dos millones de personas. El Gobierno ruandés negó el jueves que hubiese cerrado la frontera con la RDC para evitar la llegada del virus.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el 18 de julio el brote como una emergencia de salud pública internacional.