Publicado 17/12/2021 20:54CET

Austria endurece las normas de entrada y los viajeros no vacunados estarán obligados a guardar cuarentena

El ministro de Salud de Austria, Wolfgang Mueckstein
El ministro de Salud de Austria, Wolfgang Mueckstein - Roland Schlager/APA/dpa

MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Salud de Austria ha anunciado este viernes nuevas restricciones de entrada al país, y solo aquellos que cuenten con un certificado de vacunación completa --incluida dosis de refuerzo-- podrán hacerlo libremente, ya que a los no vacunados se les obligará a guardar cuarentena a partir del 20 de diciembre.

En un intento por frenar la expansión de la variante ómicron, las autoridades sanitarias han precisado que aquellos que se hayan recuperado de la enfermedad también podrán entrar al país, mientras que han subrayado que solo los viajeros que cuenten con tres dosis tendrán vía libre.

Para aquellos que no tengan la dosis de refuerzo, deberán presentar una prueba PCR negativa o tendrán que someterse también a cuarentena inmediatamente después de su llegada a Austria, que solo finalizará una vez se haya presentado una prueba negativa ya en el país.

"Estas normas de entrada más estrictas suponen un gran reto, especialmente para las personas que viajan al extranjero durante las vacaciones de Navidad. Sin embargo, son necesarias especialmente en este momento para contrarrestar la propagación de ómicron en Austria", ha indicado el ministro de Sanidad, Wolfgang Mieckstein, recoge 'Die Presse'.

Los ciudadanos austriacos y de la UE no están exentos de presentar el certificado de vacunación válido o de recuperación del coronavirus. Por otro lado, la cartera de Salud ha indicado que Angola, Zambia y Malaui han entrado a la lista de prohibición de viajes.

Este mismo viernes, el Gobierno de Austria ha anunciado que las personas que no se hayan vacunado contra la COVID-19 no tendrán que confinarse estas Navidades, una moratoria especial que llega tras la reducción de los contagios, fruto en gran medida de las fuertes restricciones impuestas en las últimas semanas.

Mueckstein ha explicado ante los periodistas que los no vacunados podrán reunirse durante en grupos de hasta diez personas los días 24, 25, 26 y 31 de diciembre. Para quienes sí estén inmunizados o hayan superado recientemente la enfermedad, el límite se amplia a 25 personas.

Austria concluyó la semana pasada su confinamiento general para toda la población, pero para las personas que no están vacunadas se mantiene que sólo puedan salir de casa para trabajar, realizar ejercicio o compras esenciales. En febrero, la vacuna pasará a ser algo obligatorio, con multas de hasta 7.200 euros para los incumplidores.

Para leer más