Austria notifica a Bruselas que prorrogará hasta mayo más los controles en su frontera con Hungría y Eslovaquia

Publicado 11/10/2018 17:25:49CET

BRUSELAS, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno austríaco ha notificado a la Comisión Europea su intención de prorrogar seis meses más --hasta mayo de 2019-- los controles que ya impone en su frontera interior con Hungría y Eslovaquia, un refuerzo de la vigilancia que requiere del visto bueno de Bruselas, quien ha pedido a los Estados miembros que vayan reemplazando por medidas alternativas para no dañar definitivamente el espacio sin fronteras Schengen.

"Sí, puedo confirmar que la Comisión Europea ha recibido hoy (por este jueves) la notificación de Austria para prorrogar temporalmente hasta mayo de 2019, es decir seis meses más, y ahora evaluará la notificación y vigilará la aplicación de estos controles", ha indicado en rueda de prensa la portavoz comunitaria de Interior, Natasha Bertaud.

Varios países de la Unión Europea reintrodujeron controles en su frontera interior de manera "temporal" en 2015 en respuesta a la presión migratoria y actualmente cinco siguen aplicando esta vigilancia gracias a periódicas renovaciones del permiso de Bruselas.

Bertaud ha argumentado que el Ejecutivo comunitario evalúa siempre la "necesidad y proporcionalidad" de las medidas de control que aplican los países, no solo cuando las notifican sino de forma "periódica", y ha negado que autoricen las prórrogas de manera "automática".

La Comisión tiene la prerrogativa de emitir una opinión negativa a la aplicación de controles en las fronteras interiores del espacio Schengen, pero hasta la fecha no ha ocurrido nunca.

Con todo, el comisario de Interior, Dimitris Avramopoulos, y el jefe del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, más recientemente han llamado con insistencia a los gobiernos europeos que mantienen controles en sus fronteras que los levanten para no dañar Schengen.

"En septiembre Juncker dijo que la Comisión no está a favor de que estas fronteras perduren, porque, en su opinión, sería un retroceso para la Unión Europea", ha explicado la portavoz comunitaria.

Bertaud también ha declarado que Bruselas "seguirá trabajando" con los Estados miembros para alentarles a sustituir este mecanismo --amparado por el artículo 25 del Código de Fronteras Schengen-- por medidas alternativas, como los controles policiales en puntos fronterizos concretos.

Contador