Aviones de guerra bombardean nuevamente Idlib antes de la cumbre tripartita en Teherán

Idlib, Siria.
REUTERS / SANA SANA
Actualizado 07/09/2018 11:19:20 CET

MADRID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

Aviones de guerra han llevado a cabo nuevos bombardeos este viernes en áreas de la provincia siria de Idlib (noroeste), horas antes de que arranque la cumbre tripartita en Teherán entre los presidentes de Rusia, Irán y Turquía para abordar la situación sobre el terreno.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Londres e informantes en el país árabe, ha indicado que los ataques aéreos han alcanzado los alrededores de las localidades de Habit y Tel Asas, sin que haya informaciones sobre víctimas.

El primer ministro de Siria, Imad Jamis, aseguró hoy en Damasco que la provincia de Idlib, controlada por los rebeldes, pronto quedará de nuevo bajo la soberanía estatal siria, al tiempo que prometió ganar cualquier guerra que se avecine.

Las señales de una inminente ofensiva del Ejército sirio contra la provincia de Idlib se han multiplicado en los últimos días, a pesar de las advertencias occidentales y turcas acerca de una posible catástrofe humanitaria.

Los gobiernos de Rusia e Irán respaldaron el lunes el derecho de Siria a lanzar una ofensiva en la provincia de Idlib para liquidar a los "terroristas" presentes en esta zona.

Posteriormente, el Ejército ruso llevó a cabo bombardeos en la zona durante la jornada del martes. El Ministerio de Defensa ruso confirmó los ataques y dijo que fueron bombardeados objetivos del antiguo Frente al Nusra.

Hasta 800.000 personas podrían verse desplazadas en la provincia de Idlib y sus alrededores si se produce una ofensiva militar por parte del Gobierno sirio y sus aliados, según ha advertido la ONU, que insiste en que evitar que esto ocurra debería ser prioritario tanto para las partes como para quienes les apoyan.

"Una operación militar en Idlib y las zonas que la rodean similar a lo que hemos visto en otras partes de Siria no solo pondría en peligro a los civiles en esta zona densamente poblada sino que causaría hasta 800.000 desplazados", ha explicado a Europa Press la portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) en Siria, Linda Tom.

Según las estimaciones de la ONU, en Idlib viven unos 2,9 millones de personas, de los que más de un millón son desplazados internos llegados de otras partes del país huyendo del conflicto que estalló en marzo de 2011 o en virtud de los acuerdos de evacuación de enclaves rebeldes con el Gobierno. Anteriormente, Naciones Unidas había alertado de que una operación militar a gran escala podría desplazar a hasta 700.000 personas.