Bahréin se suma a EAU y subraya que el trabajo en su Embajada en Damasco "continúa"

Ministro de Exteriores bahreiní Jalid bin Ahmed al Jalifa
HAMAD I MOHAMMED/REUTERS - Archivo
Publicado 28/12/2018 17:24:45CET

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Bahréin ha subrayado este viernes que el trabajo en su Embajada en Damasco "continúa", un día después de que Emiratos Árabes Unidos (EAU) reabriera su legación diplomática en Siria, tal y como ha recogido la agencia estatal de noticias, BNA.

"El trabajo en la Embajada de Bahréin en Siria continúa, mientras que la Embajada siria en Bahréin lleva a cabo sus funciones y los vuelos conectando ambos países están operativos sin interrupción", ha señalado el Ministerio de Exteriores bahreiní.

Así, ha resaltado la disposición de Manama "a continuar sus relaciones con Siria" y ha hecho hincapié en "mejorar y activar el papel árabe para mantener la independencia, soberanía e integridad territorial de Siria y evitar los peligros de la interferencia regional en sus asuntos internos y su progreso".

Por su parte, el ministro de Exteriores de Bahréin, Jalid bin Ahmed al Jalifa, ha manifestado a través de su cuenta en la red social Twitter que "Siria es un importante país árabe en la región" y que Manama "no rompió sus lazos" con Damasco "pese a las difíciles circunstancias".

"Estamos junto a ellos para proteger su soberanía y su territorio de cualquier violación y para restaurar la estabilidad en su territorio y lograr seguridad y prosperidad para su pueblo hermano", ha añadido. Bahréin cerró su legación diplomática tras el estallido del conflicto.

EAU reabrió el jueves su Embajada en Damasco después de pasar casi ocho años cerrada a causa de la guerra civil en Siria, lo que supuso un espaldarazo diplomático para el Gobierno de Bashar al Assad.

La Embajada emiratí cerró en los primeros meses de la guerra civil, que estalló en marzo de 2011. EAU fue uno de los países de la región que apoyó a la oposición, aunque su papel fue mucho menor que el de Arabia Saudí, Qatar o Turquía, de acuerdo con fuentes rebeldes citadas por Reuters.

La guerra parece estar ya en su recta final. Jordania, otro aliado de la oposición, reabrió su frontera con Siria en octubre y el presidente de Sudán, Omar Hasán al Bashir, se convirtió a principio de diciembre en el primer jefe de Estado árabe en visitar Siria.

Siria fue suspendido en 2011 como miembro de la Liga Árabe. Un diplomático árabe ha contado a Reuters que en estos momentos la mayoría de los países están a favor de la readmisión de Damasco. Solo entre tres y cuatro estados se opondrían, ha señalado.

En este sentido, el secretario de Estado para Asuntos Exteriores de EAU, Anuar Gargash, resaltó durante la jornada del jueves que el reingreso del país al organismo regional requiere de un consenso árabe.

Contador