Actualizado 08/07/2015 22:32 CET

Ban expresa su alarma por el "aparente deterioro" de la situación en la Franja de Gaza

MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha expresado este domingo su alarma por "el aparente deterioro" de la situación en la Franja de Gaza, al tiempo que ha alertado de las "graves implicaciones" del conflicto para los civiles palestinos e israelíes.

Así, Ban ha indicado que "va en el interés de ambas partes que se tomen medidas para que la peligrosa escalada sea sustituida por medidas inmediatas para poner fin a los combates, evitando más víctimas y un mayor riesgo para la paz y la seguridad regional".

"El disparo indiscriminados de cohetes contra objetivos civiles israelíes por parte de Hamás es una violación del Derecho Internacional", ha manifestado, antes de expresar su rechazo "a las imágenes de familias israelíes escondiéndose en refugios por temor a la seguridad de sus hijos".

Por otra parte, ha dicho estar "profundamente preocupado" por "el impacto sobre las familias palestinas" de la ofensiva militar israelí. "Han muerto demasiados civiles israelíes, y cualquier operación por tierra incrementará el balance de víctimas y el sufrimiento de los civiles de la Franja de Gaza", ha añadido.

Ban ha remachado que no considera que "la duradera y grave disputa política entre israelíes y palestinos pueda ser resuelta a través de la vía militar", por lo que ha pedido "el fin de la violencia".

"Es el momento de que las familias israelíes y palestinas se sientan en paz y seguridad, confíen en la otra parte y no sientan el miedo y el odio que caracteriza la mayoría de las relaciones existentes en la situación actual", ha apostillado.

Hasta 174 palestinos han muerto, entre ellos 33 menores, desde que el Ejército israelí lanzó la operación 'Borde Protector' el pasado martes, de acuerdo con el recuento realizado en base a información de fuentes médicas, por el Centro Internacional de Medios de Oriente Próximo (IMEMC, por sus siglas en inglés).

Además, unos 17.000 palestinos han huido de sus casas y se han refugiado en instalaciones de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos en Oriente Próximo (UNRWA) ante la amenaza de una escalada de la ofensiva militar israelí sobre la Franja, según ha informado un portavoz de la UNRWA, Chris Gunness.

Israel justifica estos ataques en respuesta por el lanzamiento de cientos de cohetes contra territorio israelí por parte de las milicias palestinas, que por el momento no han causado víctimas mortales.

Para leer más