Al menos siete muertos durante las primeras horas de votación en las elecciones de Bangladesh

Elecciones en Bangladesh
REUTERS / MOHAMMAD PONIR HOSSAIN 
Actualizado 30/12/2018 8:50:31 CET

La primera ministra Hasina y su Liga Awami parten como favoritos entre denuncias de persecución política y violencia física contra sus rivales

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

Al menos siete personas han muerto durante las primeras horas de la votación a las elecciones generales en Bangladesh, donde la primera ministra de Bangladesh, Sheij Hasina, y su partido Liga Awami parten como favoritos entre una avalancha de críticas y denuncias por violencia y persecución política contra su rival histórico, el Partido Nacionalista de Bangladesh (BNP, por sus siglas en inglés).

Al menos dos de los fallecidos eran simpatizantes de la Liga Awami, uno pertenecía al sector opositor que lidera el BNP, y el resto parecen tratarse de votantes atrapados en los disturbios que están ocurriendo entre partidarios de Gobierno y oposición, de acuerdo con fuentes policiales al portal de noticias bangladeshí Star on Line.

       Reuters

Hasina se dispone a revalidar mandato por tercera vez en una de las mayores elecciones de este año en todo el mundo, con 100 millones de votantes registrados, a la defensiva frente a las acusaciones y amparada en su política económica que le garantice la reválida y la mayoría de los 300 escaños del Parlamento que están en juego frente a la oposición: una coalición liderada por el BNP.

El BNP, por contra, cifra ya en 8.200 los líderes de oposición y activistas arrestados desde el inicio de la campaña electoral, a principios de este mes. Su presidenta y némesis de Hasina, la ex primera ministra Jaleda Zia, lleva encarcelada desde febrero por corrupción, fruto de lo que denuncia como un acto de "persecución política callejera", según su partido, en lo que se trata de un episodio más en la tradición nacional.

Los comicios en Bangladesh se han distinguido por su violencia y este año no ha sido una excepción. La campaña electoral se ha saldado con al menos cuatro muertos y 2.300 heridos en las filas opositoras, según el BNP, y cinco muertos y 300 heridos entre los simpatizantes de la Liga Awami, según el partido de la primera ministra, en una extensión de la rivalidad entre las dos "begum" -- las "nobles" -- del país.

Hasina, por su parte, ha cerrado su campaña atacando a la coalición opositora que lidera el BNP, el frente Jatiya Oikya, por su "fea" actitud hacia la comisión electoral y la Policía, en medio de las tensiones en la semana previa a las elecciones generales.

"Nadie está a salvo del comportamiento repugnante de los líderes del Frente. Se han metido en una pelea con la comisión electoral y han dirigido un lenguaje indescriptible contra la Policía", ha dicho.

DIVISIÓN EN LA COMISIÓN ELECTORAL

La Comisión Nacional Electoral de Bangladesh se ha vio sacudida esta semana después de que uno de sus cinco comisarios, Mahbub Talukdar, acusara a las autoridades y a las fuerzas de seguridad de amordazar a la oposición.

"El campo de juego no solo no está igualado, sino que es insuficiente para celebrar elecciones libres, justas y acorde a la ley", hizo saber en un comunicado que rompió la línea oficial del panel hasta el punto de que el jefe de la Comisión, K.M. Nuruk Guda, acusó directamente a su subordinado de embustero.

        Reuters

El caso es que casi un 62 por ciento de los 287 candidatos de la oposición de Bangladesh se enfrentan a cargos criminales que tienen todo el aspecto de estar "amañados por motivos políticos", según el presidente de la ONG especializada en el desarrollo de la sociedad civil Shijan, Badiul Alam Majumdar. Solo un 7 por ciento de los 299 candidatos de la Liga Awami se encuentran en esa tesitura.

La Liga rechaza contundentemente las acusaciones en palabras del secretario del partido, H.T. Imam, que esgrime fotos con imágenes de los "matones de la oposición", como les describe, mientras prenden fuego a vehículos y pósters del partido del Gobierno en la capital, Dacca. "Contamos con urnas transparentes y hemos dado amplia latitud a la Policía para actuar contra los actos de agresión que protagonizan estos partidos políticos", ha avisado.

"UN REINO DE TERROR"

"Ni podemos poner carteles, ni abrir sedes electorales, ni creo que nos dejen votar", ha lamentado el votante del BNP, Husain Sharafat. El candidato opositor Abdul Moyeen Jan, físico nuclear de profesión, dice que todavía no ha podido reunirse con su electorado.

El ex primer ministro Modud Ahmed se tuvo que quedar en su casa mientras su rival y secretario general de la Liga Awami Obaidul Qader se paseaba en un convoy de vehículos negros.

"Esto que me rodea ahí fuera no son estudiantes ni 'elementos juveniles' de la Liga Awami. Les llamo por lo que son: hordas armadas de Hasina. Es un reino de terror", según el candidato. Un líder local de las juventudes de la Liga identificado como Nizam Uddin, afirma que es precisamente al contrario de como relata Jan.

ESPERANZA DIGITAL

La oposición se aferra a una encuesta de Facebook en la que el 80 por ciento de los 4.500 consultados les declara su apoyo, pero ese es prácticamente el único baremo favorable del que disponen. Su victoria sería una sorpresa mayúscula.

Frente a ello está el 62 por ciento de bangladeshíes consultados por el Instituto Republicano Internacional de EEUU que creen que el país va en la "dirección correcta". La industria de la moda textil, generadora de 30.000 millones de euros anuales en ventas, está en auge y Hasina ha ganado relevancia internacional y mejorado su imagen doméstica al acoger a los refugiados rohingya que escaparon en 2017 del Ejército birmano.

Pero la comunidad internacional mantiene su escepticismo. El embajador estadounidense en Bangladesh, Earl Miller, se ha declarado convencido de que, por mucho que ambos bandos hayan protagonizado reyertas, son "los partidos de oposición quienes han acabado soportando la mayor carga de violencia".

Los observadores políticos de EEUU tuvieron que cancelar sus planes de visita por la "incapacidad de Bangladesh para entregar credenciales a tiempo". El Gobierno replicó que el proceso "tardaba su tiempo" y "toma nota de los llamamientos contra el acoso, la intimidación y la violencia", mientras la Comisión de Telecomunicaciones ha ordenado restricciones de internet para evitar que se disemine "contenido que pueda inducir a confusión".

Contador